Sentencia Nº 2021-118 de Tribunal de Apelación de Sentencia Penal Juvenil II Circuito Judicial de San José, 19-05-2021

EmisorTribunal de Apelación de Sentencia Penal Juvenil II Circuito Judicial de San José
Fecha19 Mayo 2021
Número de sentencia2021-118
Número de expediente20-000118-0811-PJ
PODER JUDICIAL
TRIBUNAL DE APELACIÓN DE SENTENCIA PENAL JUVENIL
Resolución: 2021-118
Expediente: 20-000118-0811-PJ (1)
TRIBUNAL DE APELACIÓN DE SENTENCIA PENAL JUVENIL . Segundo Circuito Judicial de San José. Goicoechea, a las catorce horas treinta minutos del diecinueve de mayo de dos mil veintiuno.
RECURSO DE APELACIÓN interpuesto en la presente causa seguida contra [Nombre 001]., menor de edad, costarricense, número de cédula 0-000-000 nació el 7 de octubre, hijo de [...], [Nombre 002] ., mayor de edad, costarricense número de cédula 0-000-000, nació el 26 de abril, hijo de [...], [Nombre 003] mayor, costarricense, número de cédula 0-000-000, nació el 26 de enero, hijo de José Sanabria y Jessica Salas, [Nombre 004] ., mayor, costarricense, número de cédula 0-000-000, nació el 24 de enero, hijo de [...], [Nombre 005]., mayor, costarricense, número de cédula 0-000-000, nació el 17 de enero, hijo de [...], por el delito de TENTATIVA DE HOMICIDIO CALIFICADO, en perjuicio de [Nombre 006]. Intervienen en la decisión del recurso, la jueza Flory Chaves Zárate y los jueces Jorge A. Camacho Morales y Gustavo A, Jiménez Madrigal. Se apersonó en esta sede las licenciadas Shirley María Jaubert Solís en calidad de defensora pública de los menores encartados y Natalie Segura Mora en representación del Ministerio Público.
RESULTANDO:
I.- Que mediante sentencia número 57-2021, de las ocho horas del veintidós de marzo de dos mil veintiuno, el Juzgado Penal Juvenil de Heredia, resolvió: "POR TANTO:De conformidad con lo expuesto, artículos 39 y 41 de la Constitución Política, artículo 11 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, artículos 8 y 9 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, artículos 14 y 15 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, artículo 40 de la Convención sobre los Derechos del Niño, Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para la Administración de la Justicia de Menores (Reglas de Beijing), artículos 105, 107 inciso e) del Código de la Niñez y la Adolescencia, artículos 1, 30, 31, 45, 11 2 inciso 5 en relación con el 24 del Código Penal, artículos 1 al 15, 265, 266 y siguientes del Código Procesal Penal, 1 al 27, 100 al 108, 121, 122, 123, 131 de la Ley de Justicia Penal Juvenil, se declara a [Nombre 005]., [Nombre 001]., [Nombre 002]., [Nombre 003]., [Nombre 004]., como autores responsable s del delito de TENTATIVA DE HOMICIDIO CALIFICADO, en perjuicio de [Nombre 006] en virtud de ello se le impone: como SANCIÓN UNICA Y PRINCIPAL el INTERNAMIENTO EN CENTRO ESPECIALIZADO, por el plazo total de TRES AÑOS. De conformidad con el artículo 58 inciso A de la Ley de Justicia Penal Juvenil, y siendo que el estado de inocencia que acompañó a los acusados [Nombre 005]., [Nombre 001]., [Nombre 002]., [Nombre 003]., [Nombre 004]., durante todo el proceso, ha quedado desvirtudado-ahora de manera certera- donde se ha demostrado la autoría del mismo, y donde se le ha impuesto una sanción de internamiento directo de TRES AÑOS por el delito de TENTATIVA DE HOMICIDIO CALIFICADO nos permiten afirmar que nos encontramos ante las hipótesis de fuga, pues estando en libertad, no se va presentar cuando le llamen a descontar el internamiento, por lo que en aras de asegurar la actuación de la Ley y las decisiones de los órganos jurisdiccionales, se ordena la prorroga la detención provisional de [Nombre 005] ., [Nombre 001]., [Nombre 002]., [Nombre 003]., [Nombre 004]., por el plazo de DOS MESES a partir del día cinco de abril del año dos mil veintiuno y hasta el CINCO DE JUNIO DEL DOS MIL VIENTIUNO , a fin de que la sentencia adquiera firmeza o bien sea resuelto cualquier recurso que contra la misma se interponga. Son las costas procesales a cargo del Estado. Ms.c. Yadira Montero González, Jueza Penal Juvenil, Presidencia de la Corte.-" (sic.)
II.- Que contra el anterior pronunciamiento interpuso recurso de apelación la licenciada Shirley María Jaubert Solís defensora pública.
III.- Que verificada la deliberación respectiva de conformidad con lo dispuesto por el artículo 465 del Código de Procesal Penal, el Tribunal se planteó las cuestiones formuladas en el recurso de apelación.
IV.- Que en los procedimientos se han observado las prescripciones legales pertinentes.
Redacta la Jueza de Apelación Chaves Zárate; y,
CONSIDERANDO:
La defensa pública, Licda. Shirley María Jaubert Solís presenta recurso de apelación con base en lo siguiente:

PRIMER MOTIVO DE APELACIÓN: Señala la impugnante que la sentencia recurrida violenta el PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE IMPARCIALIDAD y por ende genera una grave violación al debido proceso, por cuanto la jueza que dictó sentencia fue la misma que previamente conoció y se pronunció sobre la solicitud de aplicar la conciliación y denegó esta posibilidad a las partes. Hace ver que la señora jueza rechazó la aplicación de la conciliación sin fundamentar de manera suficiente su decisión y además bajo la premisa de que un homicidio calificado en estado de tentativa no cumple con los requisitos que establece el artículo 132 de la Ley de Justicia Penal Juvenil para otorgar el beneficio de ejecución condicional de la sanción. Estima que dicho pronunciamiento, en caso de tratarse de la misma jueza que dictó sentencia condenatoria, no solo supone un adelanto de criterio con respecto a la procedencia del beneficio de la ejecución condicional de la sanción, si no que además dicha decisión presupone que la persona juzgadora tuvo que valorar que estaba en presencia de hechos muy graves, lo cual también implica un adelanto de criterio con respecto al eventual juicio de reproche que tiene que fundamentar en sentencia dado que si durante el desarrollo del juicio se plantea la aplicación de una solución alterna como la conciliación, la persona juzgadora a cargo del debate debía apartarse del conocimiento de dicha solicitud y solicitar el apoyo de otro juez o jueza para que resolviese sobre el tema, de lo contrario se trastoca un principio fundamental del debido proceso como lo es la imparcialidad. Insiste en que la persona juzgadora que dictó la sentencia condenatoria al tratarse de la misma que resolvió el rechazo de la conciliación, adelanta criterio sobre la gravedad de los hechos que es uno de los parámetros que establece el artículo 132 de la Ley de Justicia Penal Juvenil para no otorgar el beneficio de ejecución condicional de la sanción, de manera que se lesiona un principio de rango constitucional que integra el debido proceso como es el derecho de las personas imputadas a ser juzgadas por un juez o juez imparcial, al ser la misma juzgadora la que habiendo rechazado la conciliación resuelva en definitiva este proceso.

SEGUNDO MOTIVO DE APELACIÓN: Para la defensa, existe una errónea aplicación de los artículos 111 y 112 del Código Penal por cuanto no puede considerarse que las personas imputadas cometieran la agresión con intención homicida y por lo tanto, que se les condenara por HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE TENTATIVA. Explica que si bien la calificación jurídica se mantiene tanto en la sentencia como en la acusación, por homicidio calificado en grado de tentativa, para la defensa no se pudo acreditar en juicio el animus necandi de cada uno de los acusados por cuanto en primer término, los dictámenes médico legales le otorgan al ofendido una incapacidad de siete días para sus labores habituales y señalan que las lesiones no pusieron en peligro la vida del agraviado. Además, la redacción de la sentencia adolece de claridad en lo que respecta a la fundamentación probatoria descriptiva sobre las proposiciones fácticas que se extraen de la declaración de la persona ofendida, esto aunado a que según la posición en que se encontraba la víctima no tenía la posibilidad de individualizar a todas las personas que lo cortaron en su cuerpo, ni se deriva de su declaración que la intención de los acusados fuera la de acabar con su vida. Agrega que existen falencias en la declaración del ofendido que dice haber visto cómo se turnaban los 6 acusados para cortarlo, cuando en realidad él estaba contra el portón y no tenía visibilidad para determinar quiénes y en qué forma lo estaban agrediendo y de ahí que tampoco tenga posibilidad la juzgadora de extraer el dolo homicida de dicha declaración. Considera que las lesiones causadas al ofendido se producen con una gillette u hoja de afeitar y por ende no son profundas y el arma es inidónea para causar la muerte ni se puede asegurar que esa era la intención de los acusados (no hay animus necandi). Considera también que la sentencia además, incurre en una errónea fundamentación jurídica con respecto a las circunstancias fácticas que se tuvieron por acreditadas, pues los hechos acusados por el Ministerio Público constituyen un delito de homicidio calificado por ensañamiento, puesto que se acusa que se causó un sufrimiento o dolor innecesario al ofendido, esto si se toma en consideración que el dolo principal era ocasionarle la muerte; sin embargo, la sentencia objeto de revisión concluye que la alevosía es la agravante adecuada a los hechos probados, cuando en realidad nunca se demostró que las personas imputadas actuaron con la certeza de que la víctima estaba en condiciones tales que le resultaba imposible defenderse o ser defendida por un tercero. Asimismo indica que tampoco se explica cómo se tiene por sentada la configuración de la alevosía cuando el lugar donde ocurren los hechos es un centro penal, donde es altamente probable la intervención de los oficiales de seguridad o compañeros de celda del ofendido.

TERCER MOTIVO DE APELACIÓN: Señala que la sentencia recurrida incurre en la errónea a valoración de la sanción a imponer consistente en la ausencia de un análisis individual sobre la fijación de sanción que corresponde a cada uno de los responsables, según su grado de participación en los hechos delictivos y sus circunstancias individuales, familiares y sociales concretas. En relación con el análisis de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR