Sentencia de Sala Primera de la Corte, 03-03-2022

EmisorSala Primera de la Corte (Corte Suprema de Costa Rica)
Fecha03 Marzo 2022



Exp. 17-000213-0640-CI

Res. 000502-F-S1-2022

SALA PRIMERA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. S.J.é, a las diez horas veintiseis minutos del tres de marzo de dos mil veintidos .

Proceso ordinario establecido por J.G. INVERSIONES SOCIEDAD ANÓNIMA, representada por J.G.ález G.ález, contra JOSÉ F.C.B.. Figura como apoderado especial judicial de la parte actora F.F.V.; y como abogado de la parte demandada S.G.V..

Redacta la magistrada V.V.

CONSIDERANDO

I. De conformidad con los hechos que tuvo por demostrados el Juzgado, prohijados y adicionados por el Tribunal, no controvertidos esta fase, J.I.S., dentro de su giro comercial, ofrece los servicios de venta, alquiler y administración de bienes inmuebles. El día 12 de abril de 2016, el señor J.é F.C.B., como propietario del inmueble matrícula 3-206538-000, otorgó a J.I....S., representada por el señor J.G.ález G.ález, autorización exclusiva para gestionar la venta de dicho inmueble por el término de seis meses, a partir del 15 de abril de 2016. En consecuencia, el vencimiento de la autorización operaría el día 15 de octubre de 2016. Acordaron que al término del vencimiento del plazo, se podría prorrogar el mismo por un período igual, si ambas partes así lo acuerdan por escrito, que el precio máximo de la totalidad del bien inmueble sujeto a la autorización exclusiva de venta es de $145.825,00 y que: "El propietario no podrá rechazar ninguna oferta recibida verbalmente o por escrito de la oficina beneficiaria, si la misma cumple el precio y condiciones establecidas en el presente contrato o cualquiera de sus addendums; de rechazar la oferta, el propietario deberá pagar a la oficina los honorarios convenidos en este instrumentos de acuerdo con el precio de venta señalado". El señor J.é F.C.B. se comprometió a reconocer y pagar una comisión del 5% sobre el precio total de la venta del inmueble a J.I.S. La empresa realizó publicidad de venta del bien a través de anuncios en plataformas de venta y compra de bienes por internet, así como un rótulo colocado en el lote en cuestión. El señor W.G.V.B. se enteró de la venta del inmueble del señor J.é F.C.B. por la información que publicitó J.I.S. en un rótulo de publicidad. El señor J.G.ález, representante de J.I.S., ejerció labores activas durante la vigencia del contrato para lograr la negociación de venta del bien con el señor W.G.V....B.. Hizo varias ofertas al señor F.C.B. sobre la venta y precio de venta de la propiedad por interés del cliente W.G.V....B.. El señor J.é F.C.B. no aceptó la oferta de ¢60.000.000,00 y las contrapropuestas de ¢62.000.000,00 y ¢63.000.000, propuesta por el señor J.G.ález, representante de J.I.S. A mediados de octubre de 2016, antes del vencimiento del contrato entre J.I.S. y el señor J.é F.C.B., el señor W.G.V.B. contactó al segundo, propietario del inmueble en venta, con el fin de mostrarle su interés en la compra; le indicó que había intentado negociar a través del señor J.G.ález. Para el 15 de octubre de 2016, el contrato referido entre J.I.S. y el señor J.é F.C.B. no fue prorrogado por las partes. En fecha primero de noviembre de 2016, el señor J.é F....C.B. vendió el inmueble matrícula 3-206538-000 al señor W....G.V.B., en la suma de ¢62.500.000,00. El señor J.é F.C.B. no pago comisión a J.I.S.

II. J.I.S. demandó a J.é F.C.B.. P.ó: 1) Se acoja esta demanda en todos sus extremos. 2) Se condene al demandado a pagarle a la actora la suma de 7.291.25 dólares moneda de los Estados Unidos de América por concepto de comisión del 5%, calculada sobre el precio pactado en la Autorización Exclusiva de Venta de la finca inscrita en el Registro Público, S.ón Folio Real, Partido de Cartago, matrícula 206538-000, firmada entre las partes el 15 de abril del 2016. Subsidiariamente, solicito se condene al demandado a pagarle a la actora 5% del precio real de la venta de la finca inscrita en el Registro Público, S.ón Folio Real, Partido de Cartago, matrícula 206538-000 que se determine en el proceso, en concepto de la comisión que le corresponde a la accionante por haber prometido la venta de tal inmueble y contactado al comprador. 3) Se condene al accionado a pagarle a la actora la suma que se establezca en el punto anterior indexada al día del efectivo pago. 4) Se condene al accionado a pagarle a la actora intereses de ley calculados desde el 1 de noviembre del 2016 a la fecha de su efectivo pago, sobre la suma principal que se establezca de pagar conforme a la petitoria 2. 5) Se condene al demandado al pago de ambas costas (procesales y personales) de esta acción. 6) Se aperciba al demandado que no puede traspasar, ni gravar sus bienes, indicados en el hecho 11, por estar los mismos sujetos a embargo para el cobro de la comisión que se reclama en este proceso, bajo el apercibimiento de que si lo hace se le abrirá causa penal por el delito de fraude en simulación, sancionado hasta con diez años de prisión, por el artículo 218 del Código Penal.

III. El señor J.é F.C.B. contestó de forma negativa la demanda, opuso las excepciones de falta de interés actual, de legitimación en sus dos modalidades y de derecho, así como la frase genérica sine actione agit.

IV. En sentencia 309-2018 de las 7 horas 33 minutos del 31 de julio de 2018, el Juzgado Civil de M.C.ía de Cartago dispuso: () se rechazan las excepciones de falta de derecho, falta de legitimación, falta de interés y la sine actione agit. Se declara PARCIALMENTE CON LUGAR la demanda ordinaria promovida por J.G INVERSIONES S.A contra de JOSÉ F.C.B., por lo se ejecuta forzosamente el contrato y deberá la parte demandada pagarle a la parte actora el importe de un 5% comisión por la venta del inmueble matrícula 3-206538-000, misma que se calcula sobre el valor real de la venta de dicho inmueble, ¢62.500.000 y no por el precio máximo pactado en el contrato, el cual corresponde a la suma de tres millones ciento veinticinco mil colones exactos (¢3.125.000,00). Se concede la indexación sobre la suma reconocida desde la firmeza de este fallo hasta su efectivo pago, cuya determinación se realizará en etapa de ejecución de sentencia, siguiendo como parámetro el Índice de Precios al Consumidor (IPC), establecido en el artículo 15 de la Ley No. 7839 Sistema de Estadística Nacional. Asimismo deberá la parte demandada cancelar los intereses del monto de la comisión antes dispuesta, al tipo legal igual a la tasa básica pasiva del Banco Central de Costa Rica, por aplicación de los numerales 706 del Código Civil y 497 del Código de Comercio. Correrán esos intereses desde la fecha en que se realizó la venta del inmueble, sea el 01 de noviembre de 2016 hasta su efectivo pago. Se rechaza lo pretendido por el actor en cuanto apercibir al demandado de abstenerse a gravar o traspasar sus bienes. Se condena a la parte demandada al pago de ambas costas. En virtud del recurso de apelación de la parte demandada, en resolución 20-2019 de las 8 horas 16 minutos del primero de marzo de 2019, el Tribunal de Apelación Civil y Trabajo de Cartago (Materia Civil) dispuso: En LO APELADO, se confirma el fallo venido en apelación.

V...I., formuló recurso de casación el demandado, el cual fue admitido por esta Cámara. Plantea cuatro puntos en los que en realidad expone la misma argumentación, por lo constituyen un único agravio por violación al principio de autonomía de la voluntad consagrada en los artículos 1022 y 1023 del Código Civil. Explica, el Tribunal desestimó su apelación, con lo cual incurre en error pues el contrato que suscribió con la actora contempla un plazo de 6 meses, del 15 de abril de 2016 al 15 de octubre del mismo año, así también lo refirió el señor J.G.ález, representante de esa sociedad, quien además respondió negativamente cuanto se le cuestionó si existió prórroga. Asevera, ese contrato tiene el carácter de Ley. Acota, la compraventa se realizó el primero de noviembre de 2016, cuando ya el contrato estaba extinto, había expirado; después de la fecha de expiración no existe obligación de su parte de cancelar comisión del 5% del valor de la venta. Así, finaliza, el actor no podía pretender la ejecución forzosa pues no existe ningún incumplimiento de su parte.

VI. El Tribunal señaló que el agravio del recurrente se centra en refutar que no debe comisión alguna, por cuanto realizó la compraventa una vez vencido el contrato; no obstante, con ello no cuestiona los fundamentos que esgrimió la A quo al acoger la pretensión, pues es un hecho no controvertido que la compraventa se realizó una vez vencido el contrato. La decisión, prosiguió, obedece a que la Jueza encontró respaldo probatorio a la tesis de la actora de que el demandado esperó el vencimiento del contrato para negociar directamente con el oferente W.G.V.B., que llevó a cabo la negociación con el señor V.B. en los mismos términos en que este había negociado con la actora durante la vigencia del contrato, con lo cual dejó de pagar la comisión a la actora. Sostuvo, esa determinación la fundó en tres aspectos: 1) el esfuerzo intelectivo y labor de publicidad de la empresa actora; 2) la empresa actora logró establecer un enlace de comunicación entre el propietario del bien y el comprador para lograr una negociación, la que finalmente no se dio porque la actora no quiso negociar el porcentaje de la comisión, aspecto que no fue negociado en el contrato; y 3) si bien la venta fue posterior al contrato, fue gracias a la intervención y labor que realizó la actora como se consiguió la concretización del negocio, ya que el valor de venta del inmueble se dio dentro de los parámetros de las negociaciones que se mantuvieron bajo la época del contrato y se produjo en un período corto desde la terminación del contrato. Aseveró, este vasto y amplio razonamiento de la Juzgadora no fue cuestionado por el recurrente, decir que la venta se hizo una vez vencido el contrato por lo que no hubo incumplimiento, es no atacar la fundamentación, porque el cuadro fáctico y jurídico que llevó a la toma de decisión iba más allá () no rebatió el hecho de haber finalmente concretado la venta del bien con el mismo oferente y en los mismos términos en que lo negoció la parte actora, esto a tan sólo quince días de finalizado el plazo del contrato términos de la negociación y nombre del oferente que era bien conocido por el demandado, tal y como se tuvo por probado.

VII. Observa esta Sala que el casacionista plantea en esta fase el mismo agravio que planteó en la apelación a lo que suma únicamente el Tribunal debió revocar el fallo. No combate el casacionista el que el Ad quem desestimó su agravio de apelación precisamente por no combatir el razonamiento del A quo. No afirma ni desarrolla que su agravio de apelación sí bastaba para quebrar el fallo del Juzgado y que por ende debe esta Sala anular la decisión del Tribunal y revocar la decisión del A quo. Se limita a reiterarlo, y en este examen esta Cámara coincide con el Tribunal, no planteó en su apelación ni lo hace ahora en casación ningún argumento dirigido a atacar la determinación de que él vendió al señor V.B. a tan solo 15 días de haber finalizado el contrato entre él y J.I....S., que el señor V.B. conoció del inmueble en venta producto de la publicidad que hizo la J.G. Inversiones S.A., que había negociado con la actora y que finalmente él vendió el bien al señor V.B. en los mismos términos que dicho señor V.B. había tratado con el representante de la actora. En criterio de esta Sala, la compraventa de la finca luego de vencido el contrato de comisión por sí no resta fuerza a las otras circunstancias que determinó el Juzgado, por las cuales concluyó que esperó al vencimiento del convenio para formalizar el negocio y así no cancelar la comisión a la que se había comprometido. Luego, no se verifica la infracción normativa que acusa.

VIII. En consecuencia, procederá declarar sin lugar el recurso. De conformidad el transitorio II del Código Procesal Civil, Ley 9342, en aplicación del canon 611 del Código Procesal Civil, Ley 7130, se condenará a la parte promovente al pago de las costas generadas con su ejercicio.

POR TANTO

Se declara sin lugar el recurso de casación planteado. Las costas generadas con su ejercicio corren a cargo de la parte recurrente. MACUNAQ

Luis Guillermo Rivas Loaiciga

Rocío Rojas Morales

Damaris Vargas Vásquez

Jessica Alejandra Jiménez Ramírez

Ana Isabel V.V.

Documento Firmado Digitalmente

-- Código verificador --



IX7ZBBDQZT061

Teléfonos: (506) 2295-3658 o 2295-3659, correo electrónico sala_primera@poder-judicial.go.cr

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR