Sentencia de Sala Segunda de la Corte, 02-04-2024

Fecha02 Abril 2024
Número de sentencia2024-000957
Número de expediente 22-001877-1102-LA
EmisorSala Segunda de la Corte (Corte Suprema de Costa Rica)

20221102001968-2653960-1.rtf

Corte Suprema de Justicia

SALA SEGUNDA

Exp: 22-001877-1102-LA

Res: 2024-000957

SALA SEGUNDA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. S.J., a las quince horas diez minutos del dos de abril de dos mil veinticuatro.

Competencia surgida en proceso ordinario establecido ante el Juzgado de Seguridad Social del Primer Circuito Judicial de San José por [Nombre 001] contra la CAJA DE AHORRO Y PRÉSTAMO DE LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE EDUCADORES y OTROS.

RESULTANDO:

1.- El Juzgado de Seguridad Social del Primer Circuito Judicial de San José, mediante resolución de las quince horas diecinueve minutos del veintisiete de marzo de dos mil veintitrés, resolvió: "Se declara SIN LUGAR la Incompetencia en Razón de la Materia, y se ordena continuar con la tramitación de este expediente en el JUZGADO DE SEGURIDAD SOCIAL DEL I CIRCUITO JUDICIAL DE SAN JOSÉ hasta su fenecimiento conforme a derecho".

2.- El apoderado de la parte codemandada se mostró inconforme con el anterior pronunciamiento; por lo que el mismo juzgado, mediante resolución de las once horas veintiocho minutos del veintiséis de abril de dos mil veintitrés, admitió la impugnación ante el Tribunal de Apelación de Trabajo del Segundo Circuito Judicial de San José.

3.- El Tribunal de Apelación de Trabajo del Segundo Circuito Judicial de San José, mediante resolución de las catorce horas once minutos del quince de agosto de dos mil veintitrés, resolvió: "Se declara mal admitido el recurso de apelación planteado por la parte codemandada contra la resolución que denegó la incompetencia por razón de la materia. Devuélvanse los autos al referido Despacho, para que de oficio proceda a dar cumplimiento a lo indicado en este Voto".

4.- El Juzgado de Seguridad Social del Primer Circuito Judicial de San José, mediante resolución de las once horas cuatro minutos del veintiuno de setiembre de dos mil veintitrés, resolvió: "En efecto no suspensivo y para ante la SALA PRIMERA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, se admite el recurso de apelación que contra la resolución de las quince horas diecinueve minutos del veintisiete de marzo de dos mil veintitrés, interpone la parte demandada".

5.- La Sala Primera de la Corte Suprema de Justicia, mediante resolución de las siete horas treinta minutos del doce de diciembre de dos mil veintitrés, resolvió: "Declina esta Sala conocer del conflicto de competencia planteado en este asunto. Pase a la Sala Segunda para lo que corresponda".

CONSIDERANDO:

I.- La actora interpuso, ante el Juzgado de Seguridad Social del Primer Circuito Judicial de San José, un proceso ordinario contra la Junta de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional, la Caja de Ahorro y Préstamo de la Asociación Nacional de Educadores, la Sociedad de Seguros de Vida del Magisterio Nacional y el Estado, pretendiendo: 1) Que se respete el salario mínimo de mi persona, desaplicando rebajos de cualquier naturaleza sobre la suma de salario inembargable. 2) Que se ordene a los demandados dejar de rebajar sumas de mi pensión, que afecten el ingreso mínimo de ley. 3) Al pago de costas personales y procesales. M.ó que: El día 26 de setiembre de 2022, dirigí atenta carta a la Tesorería Nacional para que los mismos cesaran las deducciones que se realizan a mi pensión sin dejar el mínimo de ley que contempla el artículo 172 del Código de Trabajo, párrafos 1 y 2, respetando el mínimo intocable (imagen 22). Los codemandados contestaron negativamente la demanda y, entre otras excepciones, se opuso la de incompetencia por razón de la materia (imágenes 65, 100, 773 y 803). La Caja de Ahorro y Préstamo de la Asociación Nacional de Educadores al respecto argumentó: La pretensión no versa en la naturaleza jurídica de los procesos especiales sobre seguridad social, sino que, pretende anular obligaciones crediticias contraídas -y en consecuencia suspender dichos efectos jurídicos- con esta representación, con la codemandada JUPEMA y Sociedad de Seguros de Vida, relación que ha sido de naturaleza civil y no laboral o de seguridad social. En este sentido, considera esta representación que, al no existir reclamo alguno en la demanda por prestaciones laborales, o cuestiones derivadas de algún conflicto individual o colectivo de trabajo o relacionada con el rechazo, diferencias en torno a las condiciones del otorgamiento de la pensión de la actora, no estaríamos en alguno de los supuestos que establecen los artículos 420, 430 y mucho menos en frente del artículo 538 del Código de Trabajo. Ni la jurisdicción laboral ni la de seguridad social, es competente para conocer el asunto, por cuanto, para verificar la procedencia de la pretensión, resulta necesaria la revisión de los acuerdos privados entre la asociada y los acreedores respecto a las autorizaciones concedidas por la actora para las deducciones, así como el estudio y análisis de dicha normativa, aspectos que no son resorte de esta jurisdicción, sino de la jurisdicción civil. Por su lado, la Sociedad de Seguros de Vida del Magisterio Nacional sobre el tema señaló: La Corte Plena ha venido precisando la competencia especializada del Juzgado de Seguridad Social, y al menos en la sesión n.° 23-09 celebrada el 22 de junio de 2009, artículo XIX, estableció que la competencia del Juzgado de Seguridad Social se circunscribe al conocimiento de riesgos del trabajo, pensiones, conmutaciones y su fase de ejecución de sentencia, siendo que en ninguno de esos supuestos encaja el tema planteado por la parte actora, que reclama la no deducción de créditos, lo que es un tema de carácter comercial, asunto propio de la jurisdicción civil, no de la de seguridad social pues claramente de su pretensión, pide que no se apliquen los rebajos del crédito, aspecto que es ajeno a la competencia de este Juzgado y del Juzgado de Trabajo, por cuanto no versa este proceso sobre la aplicación de una norma del Código de Trabajo, que como se expuso, aplica para los supuestos en que un trabajador presta sus servicios a un empleador, no cuando ostenta la condición de pensionado, precisamente porque ha cesado su condición activa como trabajador y más bien disfruta de la pensión que ha adquirido al cumplir los requisitos legales que establece el régimen para el que cotiza en su vida como trabajador activo. La pretensión de la demanda es confusa porque habla de respetar ...el salario mínimo... cuando lo que la parte actora recibe es una pensión, de modo que la no deducción de los créditos de su ingreso es un tema de carácter privado, que debe ser resuelto por la jurisdicción civil, en mérito de que ella, como parte de las condiciones para el otorgamiento del crédito, autorizó como medio de pago su deducción de la pensión que recibe. El Juzgado de Seguridad Social del Primer Circuito Judicial de San José, en la resolución de las quince horas diecinueve minutos del veintisiete de marzo de dos mil veintitrés, rechazó la excepción de incompetencia, razonando: Se hace improcedente la incompetencia de este despacho con relación al presente asunto, toda vez que dada la naturaleza de la pretensión formulada por la parte actora, el mismo ha de ser tramitado en la vía de Seguridad Social, siendo que está relacionado con pretensiones sobre la pensión ordinaria (imagen 1548). La Sociedad de Seguros de Vida del Magisterio Nacional apeló esa decisión, exponiendo: La resolución debe revocarse dado que este Juzgado no es competente por razón de la materia para conocer este caso. La interpretación que hace su Autoridad del acuerdo de Corte Plena en el que precisa la competencia especializada de este Juzgado no se ajusta a Derecho, en razón de que en la sesión n.° 23-09 celebrada el 22 de junio de 2009, artículo XIX, estableció que la competencia del Juzgado de Seguridad Social se circunscribe al conocimiento de riesgos del trabajo, pensiones, conmutaciones y su fase de ejecución de sentencia, siendo que en ninguno de esos supuestos encaja el tema planteado por la parte actora, que reclama la no deducción de créditos, lo que es un tema de carácter comercial. A nuestro entender, la materia que conoce este Juzgado está relacionada con la determinación de si un trabajador cumple con requisitos para pensionarse y, en función de la normativa aplicable, establecer una suma de pensión o revisar la que hayan determinado las respectivas instituciones que administran el régimen. No hay duda de que la demandante percibe una pensión, pero acá no se está discutiendo ningún tema relacionado con el monto o con la procedencia de si ese derecho debe ser otorgado o no la accionante. La actora pretende que no se deduzcan créditos de su pensión, que ella, en ejercicio de su libertad de contratación y libre albedrío, acordó con las entidades acreedoras, aspecto que no guarda ninguna relación por el fondo con su pensión, sino que se trata de un tema de carácter privado que es de conocimiento de la jurisdicción civil (imagen 1556).

II.- El ordinal 420 del Código de Trabajo reza: En la jurisdicción de trabajo, establecida en el artículo 70 de la Constitución Política, se dirimirán los conflictos individuales y colectivos, cuya solución requiera la aplicación de normas de derecho de trabajo y seguridad social, y los principios que lo informan, así como los asuntos conexos a las relaciones sustanciales propias de ese derecho (). Por su lado, el numeral 430 ídem estatuye que: Los juzgados de trabajo conocerán en primera instancia de: () 4) Las cuestiones de carácter contencioso que surjan con motivo de la aplicación de la legislación de seguridad social (). Finalmente, el precepto 433 de ese cuerpo normativo estipula: La competencia de los órganos de la jurisdicción laboral se extiende a las pretensiones conexas, aunque consideradas en sí mismas sean de otra naturaleza, siempre y cuando se deriven de los mismos hechos o estén íntimamente vinculadas a la relación substancial que determina la competencia. En este caso, la accionante reclama las deducciones que se le practican a su pensión en virtud de unas operaciones crediticias que tramitó, lo cual hace que el monto líquido de su jubilación sea muy bajo y no le alcance para satisfacer las necesidades básicas. Indudablemente, la solución de esta contienda conlleva la aplicación de la normativa y los principios propios de la seguridad social, lo que es competencia de la jurisdicción laboral, propiamente del Juzgado de Seguridad Social.

POR TANTO:

Se aprueba la resolución consultada.

Res: 2024000957

SKRAMLAN/fobandos



2NR0GRY8FN861
LUIS PORFIRIO SÁNCHEZ RODRÍGUEZ - PRESIDENTE/A



X0D435GUUKJG61
O.G.U.G. - MAGISTRADO/A



TAWSV0A2YLM61
ROXANA CHACÓN ARTAVIA - MAGISTRADO/A



64VLWJSNXHE61
J.E.O..
Á..L. - MAGISTRADO/A



VUMIXKMG5LM61
J.V.A. - MAGISTRADO/A

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR