Sentencia de Tribunal Agrario, 25-03-2021

EmisorTribunal Agrario (Costa Rica)
Número de expediente18-000054-0507-AG
Tipo de procesoORDINARIO

????????????????

EXPEDIENTE:

18-000054-0507-AG - 7

PROCESO:

ORDINARIO

ACTOR/A:

SIGIFREDO HUMBERTO SOCORRO UMAÑA HERNANDEZ

DEMANDADO/A:

BANCO NACIONAL DE COSTA RICA

VOTO N° 000292-F-2021

TRIBUNAL AGRARIO. SEGUNDO CIRCUITO JUDICIAL DE SAN JOSÉ.- A las catorce horas seis minutos del veinticinco de marzo de dos mil veintiuno.

PROCESO ORDINARIO promovido por SIGIFREDO UMAÑA HERNÁNDEZ, mayor, casado, agricultor, vecino de Limón, cédula de identidad cuatro - cero ciento veinticuatro - cero cuatrocientos setenta y siete; contra FINCA DOS RÍOS TRESCIENTOS VEINTINUEVE HA SOCIEDAD DE RESPONSABILIDAD LIMITADA, cédula jurídica tres - ciento dos - setecientos cincuenta y nueve mil setecientos veintiocho, representada por José Mauricio Rojas Araya, mayor, cédula de identidad uno - mil cuatrocientos ochenta y uno - cero cero ocho; y Mauricio Rojas Cascante, cédula de identidad uno - seiscientos diez - trescientos setenta y nueve, y BANCO NACIONAL DE COSTA RICA, cédula jurídica cuatro - cero cero cero - cero cero mil veintiuno. Interviene como parte interesada Ivonne Marcela Araya Vargas, mayor, divorciada, vecina de San José, cédula de identidad uno - setecientos veintidós - ciento veintiocho, representada por su apoderado generalísimo sin limite de suma Mauricio Rojas Cascante. Actúa como apoderado especial judicial del actor el letrado Edgar Rodríguez Ramírez, colegiado catorce mil seiscientos veintidós. Tramitado ante el Juzgado Agrario del Segundo Circuito Judicial de la Zona Atlántica. Conoce este Tribunal del recurso de apelación contra la resolución de las catorce horas veintiséis minutos del nueve de febrero de dos mil veintiuno.

Redacta la jueza Díaz Bolaños; y,

CONSIDERANDO:

I. Se recurre la decisión de las 14 horas 26 minutos del 09 de febrero de 2021 visible en el escritorio virtual del Juzgado Agrario de Guápiles en modo PDF, imagen 312. En tal se declaró y admitió de oficio la existencia de una sucesión procesal; en conjunto excluyó al Banco Nacional de Costa Rica como parte demandada; tuvo únicamente como accionada a Finca Dos Ríos Trescientos Veintinueve HA Sociedad de Responsabilidad Limitada. La impugnación, con nulidad concomitante, es promovida por Edgar Rodríguez Ramírez en calidad de apoderado especial general de la persona actora (cuadros 317 a 326). En el pliego de apelación se indica es procedente el reclamo porque está previsto en el canon 59 de la Ley de Jurisdicción Agraria. En cuanto a los agravios, procede en primer orden a realizar un recuento de los antecedentes del proceso. Cita el numeral 92 de la Ley de Tierras y Colonización. En síntesis, indica varias personas, entre ellas quien acciona, a vista y paciencia del Banco Nacional han ocupado en precario una parte de la heredad durante más de 20 años. Lo anterior, en razón que su expatrono los dejó en condición de vulnerabilidad al dejarlos sin trabajo y sin cancelar los extremos laborales. Originalmente se demanda solo a la entidad financiera; sin embargo, se les ordenó integrar a la litis a la empresa Finca Dos Ríos Trescientas Veintinueve HA Sociedad de Responsabilidad Limitada, en lo sucesivo denominada Finca Dos Ríos, porque fue esta la que adquirió el bien. La resolución apelada excluye al Banco estatal aunque toleró la ocupación en precario y ahora pretende liberarse de la obligación legal que tiene. Aducen quien ofertó para adquirir el bien fue Ivonne Marcela Araya Vargas según el expediente administrativo, pero sorpresivamente figura registralmente a nombre de otra persona. En cuanto a la responsabilidad endilgada a la empresa financiera, se sustenta en el canon 44 de la Ley de Tierras y Colonización. Copia lo dispuesto en la resolución apelada. Propiamente sobre los agravios, expresa sin mayor estudio o profundidad se excluye al Banco Nacional dejando como parte demandada únicamente a la mercantil Finca Dos Ríos. Menciona no comprender las razones por las cuales no emplea el artículo -no lo indica-, para rechazar lo solicitado, porque de su contenido refiere a todo lo contrario. Considera tal norma obliga a tener a ambas partes como demandada, máxime cuando hace mucho tiempo se trabó la litis. Explica para que la sucesión procesal surja a la vida jurídica y produzca obligaciones en contra del adquirente o comprador de la heredad, es indispensable que la autoridad judicial constate el tercero o adquirente haya actuado y contestado el traslado de la demanda, lo cual no consta en el expediente judicial. Aduce, la mercantil codemandada, nunca procedió así, y el banco procura evadir su responsabilidad. La sociedad Finca Dos Ríos fue declarada rebelde, y eso es así porque no acepta se le impute responsabilidad, cuando ha sido el ente bancario que con su actuar consintió la ocupación en precario y debe mantenerse así en el proceso. Por otra parte, alega, el Banco es conocedor por más de 20 años, imputándole responsabilidad directa para hacer frente a la demanda judicial considerando los alcances del numeral 44 de la Ley de Tierras y Colonización. Subraya, la sucesión procesal se suscita en función del objeto, no de las partes, Puede ser por la enajenación de la cosa objeto de litigio, en tanto sea aceptado por la contraria, sea la Finca Dos Ríos o quien ofertó la compra de la heredad, lo cual no ha ocurrido a la fecha. Reitera se ha trabado la litis desde hace mucho tiempo y considera es “imposible...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba