Sentencia de Tribunal Agrario, 26-02-2021

EmisorTribunal Agrario (Costa Rica)
Número de expediente18-000024-1555-AG
Tipo de procesoORDINARIO



EXPEDIENTE:

18-000024-1555-AG - 1

PROCESO:

ORDINARIO

ACTOR/A:

ORLANDO GERMAN MOYA VARELA

DEMANDADO/A:

SERGIO ANTONIO FERNANDEZ CASTRO

VOTO N° 191-F-21

TRIBUNAL AGRARIO. SEGUNDO CIRCUITO JUDICIAL DE SAN JOSÉ.- A las once horas treinta y tres minutos del veintiséis de febrero de dos mil veintiuno.-

PROCESO ORDINARIO establecido por ORLANDO GERMAN MOYA VARELA, mayor, casado, agricultor, vecino de Shamba de Boruca, cédula de identidad número seis - cero noventa y cuatro - cero setenta y cinco; contra SERGIO ANTONIO FERNÁNDEZ CASTRO, mayor, casado, agricultor, vecino de Shamba de Boruca, cédula de identidad número seis - ciento treinta y nueve - novecientos ochenta y cinco. Intervienen en el proceso como defensores públicos agrarios: del actor el licenciado Miguel Ángel Fernández Ureña; y por parte del demandado la letrada Nubia Miranda Pérez. Tramitado ante el Juzgado Civil, Trabajo y Familia de Buenos Aires (Materia Agraria).-

Redacta el Juez Calvo Solano; y,

CONSIDERANDO:

1.- La parte actora formula el presente proceso ordinario estimado en trescientos mil colones para que en sentencia se declare lo siguiente: "...que es el legítimo dueño y poseedor del terreno en litis y se le debe restituir y poner en efectiva posesión del bien. También que se ordene la salida del demandado y se le advierta que se abstenga de perturbar su posesión sobre el bien en cuestión y en caso contrario se le seguirá causa por el delito de desobediencia a la autoridad. Finalmente solicita que se le condene al demandado al pago de ambas costas...,"(Ver Escritorio Virtual del Juzgado Agrario de Buenos Aires, en Bandeja de Escritos, archivo del 12/6/18 de las 9:13:21 a.m.).-

2.- Debidamente notificado el demandado contesto en tiempo y forma negativa la acción y opuso las excepciones de falta de derecho, falta de legitimación activa y pasiva, (Ver Escritorio Virtual del Juzgado Agrario de Buenos Aires, en Bandeja de Escritos, archivo del 21/6/19 de las 9:00:27 a.m.).-

3.- El Juez Jean Carlos Céspedes Mora, del Juzgado Agrario de Buenos Aires, en sentencia 46-2020 de las quince horas dieciséis minutos del veintinueve de setiembre de dos mil veinte, resolvió: POR TANTO: En mérito de lo expuesto, hechos tenidos por demostrados y análisis expuesto se resuelve. Se rechazan las defensas de falta de legitimación activa y pasiva. Se acoge la excepción de falta de derecho interpuesta por el demandado. En consecuencia SE DECLARA SIN LUGAR EN TODOS SUS EXTREMOS la demanda ordinaria agraria de ORLANDO MOYA VARELA contra SERGIO FERNÁNDEZ CASTRO. Se resuelve sin especial condena en costas," (Ver Escritorio Virtual del Juzgado Agrario de Buenos Aires, en Documentos Asociados, archivo del 29/9/20 de las 15:16:30 p.m.).-

4.- El actor, por medio de su defensor público agrario, interpuso recurso de apelación con indicación expresa de las razones en que se apoya, (Ver Escritorio Virtual del Juzgado Agrario de Buenos Aires, en Bandeja de Escritos, archivo del 5/10/20 de las 2:48:34 p.m.).-

5.- En la substanciación del proceso se han respetado las reglas procesales y no existen errores u omisiones capaces de producir la nulidad del fallo.-

CONSIDERANDO:

I.- Se prohijan los hechos tenidos por demostrados, y de la misma naturaleza, téngase por demostrado el siguiente hecho: d) El demandado Sergio Fernández Castro ha estado en posesión del terreno en litigio al menos por los últimos tres años. (Ver declaraciones testimoniales de Manuel Quirós Porras, Froylan Jiménez Cascante y Mario García Montoya).

II.- LO RESUELTO POR EL JUEZ DE INSTANCIA: El juez a quo, califica de manera correcta, la presente acción como de "mejor derecho de posesión”, pues se trata de un conflicto en donde se discute la posesión de una parcela ubicada dentro del Territorio Indígena de Boruca específicamente en la comunidad de Shamba. De manera que la resolución del conflicto consiste en determinar quien ostenta el legítimo derecho de posesión sobre la parcela en conflicto. De conformidad con el acerbo probatorio traído a los autos. Señala que la acción de mejor derecho de posesión, la ejerce quien tiene un título legítimo para poseer, a título de dueño, frente al poseedor ilegítimo, o que mantiene una posesión viciada, de mala fe, sin el consentimiento del verdadero propietario, pues ésta no es válida para consolidar el derecho de posesión y, con menor razón, el derecho de propiedad (artículos 284 a 286 del Código Civil). En el caso concreto el área en conflicto tiene un área de unos mil quinientos metros cuadrados aproximadamente y está cultivado con jengibre, yuca, banano y maní así como cerca de púa con poste vivo y muerto. Esto se logra acreditar a través del reconocimiento judicial que se realizó el día de la audiencia de práctica de pruebas. Apunta que el conflicto yace en el ejercicio de la posesión y la manera en cómo cada una de las partes dice que obtuvo los derechos sobre la porción de terreno que se describe. Por un lado el actor menciona que él otorgó permiso para que el señor Sergio Fernández utilizara una franja de terreno en su propiedad para asolear frijoles y que éste aprovechando que no estaba en la zona, procedió a despojarlo. Don Sergio, en su tesis, dice que eso no es cierto porque esa franja se la dio el actor como pago de una deuda que tenían y desde ese entonces ha poseído de forma pública el bien. El juzgador finaliza diciendo que a través del análisis de los testimonios que se han evacuado en autos se llega a la conclusión -y se tiene por demostrado- que el terreno en discusión fue adquirido por el señor Sergio Fernández como parte de un pago que le realizó don Orlando Moya. Apuntando que del análisis de ambos testimonios (Froylan Jiménez Cascante y Mario García Montoya) quedó claro que la trasmisión de la posesión se dio por un acuerdo de voluntades entre Sergio y Orlando. También llama -señala el a quo- la atención como el señor Sergio entró en posesión del bien levantando cercas y ejerciendo actividades de siembra de distintos productos a ciencia y paciencia del señor Orlando, porque de todo el acervo probatorio en mención no se logra acreditar que el actor haya estado ausente del lugar por un período prolongado que permitiera que don Sergio le despojara aprovechando esa situación. No cabe duda entonces que la situación que ha ocurrido entre las partes lejos de ser un despojo por el demandado más bien obedeció a un acuerdo de voluntades para saldar una deuda entre ambos. En esas condiciones la demanda no puede prosperar porque hay un título o causa jurídica hábil y legítima por la cual el demandado ejerce posesión del bien en conflicto y esto le confiere mejor derecho de posesión que el actor, quien por lo que se ha probado en autos transmitió a favor del señor Fernández Castro. Finaliza el juzgador de instancia señalando que en mérito de lo expuesto, hechos tenidos por demostrados y análisis expuesto se resuelve. Se rechazan las defensas de falta de legitimación activa y pasiva. Se acoge la excepción...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba