Sentencia de Tribunal Agrario, 30-06-2020

Fecha de Resolución:30 de Junio de 2020
Emisor:Tribunal Agrario
 
*190002740507AG*

EXPEDIENTE:
19-000274-0507-AG - 9
PROCESO:
INTERDICTO
ACTOR/A:
[Nombre 001]
DEMANDADO/A:
ANGELLO ANTONIO PIEDRA PERAZA
VOTO N° 602-F-2020
TRIBUNAL AGRARIO. SEGUNDO CIRCUITO JUDICIAL DE SAN JOSÉ.- A las diecisiete horas y dos minutos del treinta de junio de dos mil veinte.-
PROCESO INTERDICTAL establecido por [Nombre 001] , mayor soltera, ama de casa, vecina de Precario La Claudia de Roxana, cédula de residencia número [...]; contra [Nombre 002] PIEDRA PIEDRA, mayor, soltero peón de Piña Fruit, cédula de identidad seis - doscientos treinta y siete - quinientos seis; ANGELLO ANTONIO PIEDRA PERAZA , mayor, soltero, peón de Piña Fruit, cédula de identidad número siete - doscientos treinta y seis - ciento ochenta y seis. Actúa como defensor publico de la parte actora, el licenciado Wesley Valenciano Solano, y del demandado el licenciado Felipe Campos Barrantes, ambos de calidades desconocidas en autos. Tramitado ante el Juzgado Agrario del Segundo Circuito Judicial de la Zona Atlántica, Guápiles.-
RESU LTANDO:
1.- La parte actora interpuso demanda interdictal, para que en sentencia se declare lo siguiente: " Solicito se declare con lugar la presente demanda interdictal y se le ordene a los demandados salir de mi propiedad y que se abstenga en lo sucesivo de perturbar la posesión que ejerzo sobre el terreno mencionado en el hecho primero, bajo apercibimiento de que en caso de incumplimiento se le puede seguir causa por el delito de desobediencia a la autoridad. Solicito se les condene al pago de los daños y perjuicios, así como al pago de ambas costas de esta acción.-". (ver escritorio virtual del Juzgado Agrario de Guápiles, escrito incorporado el 11/09/2019 03:04:41 ).-
2.- Los demandados [Nombre 002] Piedra Piedra y Angello Antonio Piedra Peraza, contesto la demanda incoada en su contra de forma negativa e interpuso las excepciones de falta de de derecho, falta de legitimación activa y pasiva. (ver escritorio virtual del Juzgado Agrario de Guápiles, escrito incorporado el 04/11/2019 11:21:58 ).
3.- El Juez Luana Cecilia Fallas Cedeño, del Juzgado Agrario del Segundo Circuito Judicial de la Zona Atlántica, Guápiles, en sentencia número 2020000051 de las catorce horas y veintitrés minutos del doce de febrero del año dos mil veinte, resolvió: "POR TANTO: Con base en lo expuesto, normativa, doctrina de cita, se declara PARCIALMENTE CON LUGAR la presente demanda interdictal, promovida por [Nombre 001]; contra [Nombre 002] PIEDRA PIEDRA y ANGELLO ANTONIO PIEDRA PEREZA, acogiéndose la misma en su modalidad de Restitución. Se ordena reponer de forma inmediata a la actora en la posesión de la totalidad del inmueble producto de la litis. Se condena a los demandados en forma solidaria al pago de ambas costas de la presente acción. Se rechaza la pretensión de pago de daños y perjuicios debido a que no se demostró en el presente proceso que los demandados cortaran los árboles y realizara daños en la casa del terreno en conflicto y la solicitud de la actora en el sentido que se les prevenga que en lo sucesivo se abstengan de perturbar la posesión, bajo apercibimiento de que en caso contrario serán juzgados por el delito de desobediencia a la autoridad. Una vez firme la presente sentencia procédase con la puesta en posesión respectiva y el archivo del presente asunto en forma definitiva.- Notifíquese", ( ver escritorio virtual del Juzgado Agrario de Guápiles, sentencia incorporada el 29/10/2019 14:33:37 ).-
4.- El licenciado Felipe Campos Barrantes, en su condición de defensor público de los demandados, interpuso recurso de apelación con indicación expresa de las razones en que se apoyó para refutar la tesis del juzgado de instancia. (ver escritorio virtual del Juzgado Agrario de Guápiles, escrito incorporado el 18/02/2020 06:30:36).-
5.- En la substanciación del proceso se han observado las prescripciones legales, y no se da la existencia de errores u omisiones capaces de producir la nulidad del fallo.
Redacta la Jueza Alvarado Paniagua, y;
CONSIDERANDO:
I.- El Defensor Público de la parte accionada, al apelar la sentencia interpone nulidad de la misma, ya que existe en autos una constancia en la que se indica el testimonio de [Nombre 002], no quedó debidamente grabado. Aduce, ello implica no puede ser escuchado en forma literal a como fueron narrados por la persona declarante, lo que le suprime la posibilidad de manifestarse al respecto en defensa de sus intereses. Dice esta constancia no fue comunicada a las partes de previo a emitir el fallo, y se reduce en la constancia diez renglones según las notas que la Juzgadora tomó en audiencia, a pesar que la declaración fue significativa en cuanto a tiempo se refiere, por lo que considera existe violación al debido proceso en cuanto a la forma en que debe operar el análisis de prueba en materia agraria. A simple lectura de este agravio de nulidad del apelante, podría pensarse lleva razón en sus argumentos, pues debe el Despacho garantizar los respaldos del expediente virtual y como tal la prueba que se practique en autos, como declaraciones testificales y de las partes reconocimiento judicial, entre otros que se respaldan en estos medios tecnológicos de grabación, y que para mayor seguridad debe llevarse un respaldo de tales actuaciones irreproductibles. En este caso, la a-quo procede a realizar constancia de lo declarado por el testigo [Nombre 002], con base en los apuntes que ella tomó durante la recepción de dicha prueba, ello para reponer la declaración perdida. Sin embargo, pese a tener fe pública lo consignado en dicha constancia por la a-quo, debía poner en conocimiento a las partes sobre lo sucedido respecto al respaldo grabado, pues así de esta forma las partes podrían aportar un audio que ellos tuvieren de respaldo al guardar la copia del expediente, o bien expresaran aspectos probatorios de importancia que no quedaran contemplados en la constancia de declaración que realiza la a-quo. Se omitió la audiencia respectiva, lo que en principio sería constitutivo de nulidad. Pese a lo anterior, también es cierto que las nulidades no pueden declararse per sé, si no que hay que valorar si se cumplió con la instrumentalidad del acto procesal sin que se produzca indefensión. Se considera, que en el caso concreto no existe violación al derecho de defensa a la parte apelante por lo siguiente: a) El testigo [Nombre 002], fue ofrecido por los accionados, por lo que los aspectos que éste declarara sería para demostrar los hechos que fundamentan la contestación de la demanda, siendo básicamente el argumento de que el terreno estaba abandonado, que no tenía cercas y que no existía casa alguna hasta que ellos ingresaron. Estos aspectos de prueba, lo reitera el Defensor Público de los demandados en el alegato de conclusiones realizado de manera escrita y que consta en archivo del 05/02/2020 06:37:27 de la bandeja de escritos. Estos hechos que pretende demostrar el apelante con el testigo [Nombre 002], se encuentra consignado en la constancia de la declaración emitida por la a-quo, que dice: "[Nombre 002], cédula de identidad [Valor 001], unión de libre,vecino de las Claudias, por el río del lugar, no tiene interés en el proceso: Indica: ..." Hace 20 años que conozco la zona y siempre fue un charral, hace como 7 meses que vivo en esa propiedad con mi mujer y mi hijo, la propiedad nunca había tenido cercas, no habían cultivos, no había ninguna casa, yo a Isidora la conozco porque vende ropa, ella actualmente vive en otro lugar con el esposo y un hijo, en esa propiedad lo único que había era un árbol de aguacate. Yo antes alquilaba en Barrio del Congo, [Nombre 002] me dijo que él se había metido a esa propiedad y que si quería me hacía un campo. El Congo queda como a un kilómetro del lugar, yo siempre pasaba por esa propiedad en discusión. No se ha sacado ningún permiso para construir. Una draga de la empresa Piñafruit fue la que cortó los árboles, yo laboro con mi papá desde la mañana hasta la noche, todos los días de la semana incluso los domingos, pero el día que la draga estaba cortando los árboles yo estaba en mi casa, porque yo a veces voy a almorzar a mi casa..." (ver constancia en bandeja de documentos asociados de fecha 12/02/2020 14:21:19). Ello significa no se está produciendo indefensión alguna por motivo de la omisión del respaldo de grabación, pues la a-quo introduce los mismos elementos de interés del apelante, sin que se indique cúales aspectos se dejaron por fuera y que le causa perjuicio. b) La segunda razón por la que se considera no procede la nulidad de la sentencia, es que el apelante al exponer este agravio, no indica qué elementos de su interés que fueron omitidos en la constancia y que fueran dichos por el testigo [Nombre 002] que no fueron consignados por la a-quo. No señala en que aspectos puntuales de lo declarado por el testigo, le era de utilidad para defender su teoría del caso y que se echa de menos en la citada constancia. Más bien, permite concluir del alegato de conclusiones y de lo dicho en la misma apelación, que los aspectos útiles para su defensa de lo declarado, son los que se rescatan y consignan por la a-quo al reproducir en la medida de lo posible tal declaración. c) Si bien es cierto, se omitió otorgar audiencia de esa reposición de prueba como correctamente correspondía, también es cierto que al presentarse la apelación, dicho letrado se muestra conocedor de tal declaración en los términos expuestos por la a-quo, y no nos indique qué aspectos de su interés fueron omitidos y que deberían...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba