Sentencia de Tribunal Disciplinario Notarial, 22-01-2021

Número de expedienteEXP.

"Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuere" Ulpiano

PROCESO DISCIPLINARIO NOTARIAL Y CIVIL RESARCITORIO

EXP. Nº 15-000188-0627-NO

ACTOR: M.SC. HELBERTO MOREIRA GONZÁLEZ

NOTARIO DEMANDADO: LICDO. NELSON ANTONIO GÓMEZ BARRANTES

VOTO 010-2021

TRIBUNAL DISCIPLINARIO NOTARIAL.- PRIMER CIRCUITO JUDICIAL DE SAN JOSÉ, a las nueve horas cincuenta y cinco minutos del viernes veintidós de enero de dos mil veintiuno.-

Proceso disciplinario notarial y civil resarcitorio establecido ante el Juzgado Notarial por HELBERTO MOREIRA GONZÁLEZ, cédula de identidad número cuatro- cero cien- mil cuatrocientos noventa y cinco, abogado y notario, bínubo, vecino de Santo Domingo de Heredia; contra el notario NELSON ANTONIO GÓMEZ BARRANTES, cédula de identidad número dos- cero seiscientos treinta y ocho- cero trescientos diez, abogado y notario, soltero, vecino de Poás de Alajuela. Por disposición del artículo 153 del Código Notarial, se ha tenido como parte a la Dirección Nacional de Notariado.-

REDACTA EL JUEZ SUPERIOR CHAVES ORTIZ, Y;

C O N S I D E R A N D O:

I.- DE LA ADMISIBILIDAD DEL RECURSO: Se alza el actor, máster Helberto Moreira González, contra la sentencia de fondo dictada por el Juzgado de primera instancia. La impugnación es admisible a tenor de los artículos 157 del Código Notarial; 65.1, 65.2, 67.1 y 67.5 del Código Procesal Civil (9342).-

II.- SÍNTESIS DEL CASO BAJO ESTUDIO: ACCIÓN: El máster Helberto Moreira González denunció disciplinariamente y demandó civilmente al notario Nelson Antonio Gómez Barrantes, por la expedición de dos certificaciones notariales utilizadas en dos incidentes privilegiados de cobro de honorarios promovidos por el aquí actor. Afirmó que uno de los documentos certificados y que es supuestamente un contrato de cuota litis, es falso e ineficaz; y que la intención de esas certificaciones es negarle el cobro de sus honorarios profesionales y adicionó: "Lo que agrava la situación el Notario Gómez, es de tal grado que, olvidando su condición de fedatario, se atreve a certificar ese documento sin valor, afirmando como notario, al reverso del mismo, que existe uno firmado por las partes" (folio 17). Solicitó sancionar al demandado y condenarlo al pago de daño material, que valoró en ¢160.000.000 (ciento sesenta millones de colones, a razón de ¢80.000.000 por cada proceso en que se presentaron las certificaciones cuestionadas) y daño moral que estimó en ¢50.000.000 (cincuenta millones de colones); así como ambas costas del proceso. CONTESTACIÓN: El notario Nelson Antonio Gómez Barrantes contestó la acción admitiendo la confección de las certificaciones. Negó haber incurrido en falsedad alguna o tener un ánimo de impedir al actor cobrar sus honorarios, pues su participación como abogado del anterior cliente del licenciado Moreira, Daniel Salazar Rojas, es para que esos honorarios sean fijados de manera justa y con aplicación de los principios de razonabilidad y proporcionalidad. Finalmente, en ambos procesos, la prueba no surtió el efecto de demostrar el contrato de cuota litis, porque no fueron admitidas al no estar firmado el contrato por los supuestos contratantes. Recalcó que: "... la certificación de una reproducción en fotocopia solamente da fe de que el documento existe y que es idéntico al que está impreso en la fotocopia, pero nunca se está entrando a analizar bajo ninguna perspectiva el contenido de la fotocopia; y éso es precisamente lo que ocurre en la presente denuncia, al querer imputar el denunciante a mi persona, que yo le otorgué validez a un documento que no posee firma, cuando yo lo único que hice fue certificar que hay un documento idéntico y en ningún momento entré a analizar de fondo la validez legal de tal documento" (folio 74); y que: "En ningún lugar ha indicado el suscrito notario en su función notarial, que dicho Contrato de Cuota Litis está firmado por las partes" (folio 75) Indicó que no existe ningún nexo causal entre su actuación y el daño material y moral pretendidos. Estableció la excepción de falta de derecho y se opuso a la cuantía establecida en la demanda. Solicitó declarar sin lugar la acción y condenar al actor al pago de ambas costas del proceso. También cuestionó que si lo querido es hacer un cotejo de la certificación con el documento original, esta diligencia corresponde a la sede civil y no a esta jurisdicción notarial. ASPECTOS DE TRÁMITE: a) Por auto-sentencia número 465-2016, de las seis horas cuarenta y ocho minutos del catorce de octubre de dos mil dieciséis, se declaró sin lugar la falta de competencia. b) En resolución 331-2017, de las catorce horas cincuenta minutos del once de agosto de dos mil diecisiete, se declaró sin lugar el incidente de objeción a la cuantía, resolución que fue confirmada por este Tribunal, en voto 275-2017 de las nueve horas diez minutos del diecisiete de noviembre de dos mil diecisiete. c) Mediante auto de las catorce horas cuarenta y dos minutos del veintiuno de diciembre de dos mil diecisiete, se fijó prudencialmente la cuantía del proceso en veinticinco millones de colones. SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA: Mediante sentencia número 643-2020, dictada por la juez, doctora Melania Suñol Ocampo, a las ocho horas treinta minutos del catorce de octubre de dos mil veinte, se declaró sin lugar el proceso en todos sus extremos y se condenó a la parte actora al pago de ambas costas. IMPUGNACIÓN: Inconforme con lo así resuelto, el máster Helberto Moreira González presentó recurso de apelación contra la sentencia 0643-2020, el cual fue admitido por auto de las once horas treinta y dos minutos del nueve de noviembre de dos mil veinte, en cuya virtud conoce ahora el Tribunal del asunto.-

III.- HECHOS PROBADOS: Por responder al mérito de los autos, se aprueban los hechos tenidos por demostrados en la sentencia apelada.-

IV.- SOBRE EL RECURSO: En el segundo párrafo del recurso, se acusa que la sentencia comete un vicio productor de nulidad, pues en el POR TANTO, no se resolvió la excepción de falta de derecho. NO LLEVA RAZÓN EL APELANTE. La primera frase del POR TANTO, dice: "Se admite la excepción de falta de derecho..." (folio 302). Sin más razonamiento, por innecesario, se deniega ese reproche.-

V.- DE LA CORRECTA FORMA DE FORMULAR UN AGRAVIO: El resto del contenido del recurso, se compone de repeticiones de textos contenidos en los muchos y repetitivos escritos presentados por el actor. Veamos: 1) Tercer y cuarto párrafo, son reiteración de lo dicho a folio 110 (segundo y tercer párrafo), folio 288 (segundo y tercer párrafo) y folios 291 (in fine) y 292 (ab initio). 2) Quinto párrafo, es repetición de lo dicho a folio 123 (punto 1) y folio 126 (punto 1), por mencionar dos ejemplos. 3) Sexto párrafo, es reiteración de lo dicho a folio 118 (punto 6, in fine) y 121 (punto 5, in fine), por citar sólo dos ejemplos. SOBRE LA PRETENSIÓN RESARCITORIA 4) Primer, segundo y tercer párrafo, son repetición de lo dicho a folios 37 (in fine) y 38 ab initio; folio 292 (in fine) y 293 (ab initio). Toda esta repetición excesiva de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba