Sentencia de Tribunal Disciplinario Notarial, 08-01-2021

"Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuere" Ulpiano

PROCESO DISCIPLINARIO NOTARIAL Y CIVIL RESARCITORIO

EXP. Nº 10-000567-0627-NO

DEMANDANTE: LICDO. JOSÉ MANUEL VILLEGAS ROJAS

NOTARIO DEMANDADO: LICDO. NÉSTOR ALFREDO GAMBOA SALAZAR

VOTO 005-2021

TRIBUNAL DISCIPLINARIO NOTARIAL.- PRIMER CIRCUITO JUDICIAL DE SAN JOSÉ, a las diez horas veinticinco minutos del viernes ocho de enero de dos mil veintiuno.-

Proceso disciplinario notarial y civil resarcitorio establecido ante el Juzgado Notarial por JOSÉ MANUEL VILLEGAS ROJAS, cédula de identidad número cinco- cero doscientos veintiséis- cero doscientos cincuenta, abogado y notario, casado y vecino de La Fortuna de San Carlos, Alajuela; contra el notario NÉSTOR ALFREDO GAMBOA SALAZAR, cédula de identidad dos- cero cuatrocientos setenta y tres- cero quinientos uno, abogado y notario, soltero, vecino de Ciudad Quesada de San Carlos, Alajuela. Por disposición del artículo 153 del Código Notarial, se tuvo como parte a la Dirección Nacional de Notariado.-

REDACTA EL JUEZ SUPERIOR CHAVES ORTIZ, Y;

C O N S I D E R A N D O:

I.- SÍNTESIS DEL CASO BAJO ESTUDIO: ACCIÓN: El licenciado José Manuel Villegas Rojas, denunció disciplinariamente y demandó civilmente al notario Néstor Alfredo Gamboa Salazar, por la confección y autorización de la escritura número 9-2, de catorce de julio de dos mil ocho, en la cual Rocío de los Ángeles Sequeira Alfaro, le traspasó a Albino López Calderón, las fincas del partido de Alajuela 188409-000 y 188411-000. Narró que el demandado y él fueron compañeros de universidad y una vez graduados, continuaron haciendo trabajos juntos, uniéndolos una fuerte relación de amistad. Continuó exponiendo que Rocío de los Ángeles Sequeira Alfaro le debía dinero a Albino López Calderón y por ser ambos clientes del aquí actor, prefirió no llevar el proceso de cobro y lo remitió al ahora demandado, advirtiéndole que no incluyera en el proceso de cobro las citadas fincas 188409-000 y 188411-000, ya que él (el actor) se las había comprado a Rocío de los Ángeles Sequeira Alfaro, pero aún no había hecho el traspaso. Dijo que pese a esa advertencia, el demandado sí incluyó esas fincas y las embargó y posteriormente, pese a que desde el seis de julio de dos mil seis constaba registralmente la anotación de venta a su favor sobre la finca 188411-000, el aquí demandado hizo la escritura de venta e inscribió ambas fincas a nombre de Albino López Calderón, haciéndose presente luego en el inmueble, para expulsar al matrimonio que el aquí actor tenía viviendo en esa propiedad, para que la cuidaran. Pidió sancionar al notario Néstor Alfredo Gamboa Salazar por haber incumplido con su deber de abstención, pues tenía conocimiento de que las fincas ya no pertenecían a quien consignó como vendedora y hasta había una anotación registral que así lo informaba y la declaratoria de nulidad de la escritura. Solicitó el pago de daño material que fijó en cuarenta millones de colones por la pérdida de las propiedades y cinco millones por daño moral en virtud del sufrimiento experimentado ante la deslealtad y acción perniciosa de una persona de suma confianza y ambas costas del proceso. CONTESTACIÓN: El notario Néstor Alfredo Gamboa Salazar contestó la acción admitiendo la confección de la escritura y haber sido compañero de estudios del actor. Negó que se le hubiera solicitado no embargar algún inmueble y dijo que actuó conforme a la información registral. En cuanto a la escritura 9-2 dijo que fue otorgada correctamente y por ello resultó inscrita e incluso el Registro rechazó una solicitud de inmovilización planteada por José Manuel Villegas Rojas. Opuso las excepciones de prescripción, caducidad, falta de derecho, falta de legitimación y litis pendencia. ASPECTOS DE TRAMITACIÓN: 1) Por auto de las catorce horas del veintiuno de setiembre de dos mil once, se rechazó de plano la solicitud de declarar nula e inexistente la escritura número 9-2, disposición que fue confirmada por voto de este Tribunal número 068-2012 de las nueve horas cincuenta minutos del jueves doce de abril de dos mil doce. 2) La excepción de caducidad fue rechazada mediante resolución de las once horas del veintinueve de mayo de dos mil doce. 3) Por resolución 176-i-2012, de las ocho horas del veintiséis de julio de dos mil doce, se declaró prescrita la acción disciplinaria, disposición que fue confirmada por voto de este Tribunal número 266-2012, dictado a las catorce horas del treinta de noviembre de dos mil doce. 4) La excepción de litis pendencia fue rechazada de plano en resolución número 044-2013, dictada a las nueve horas cincuenta y nueve minutos del once de marzo de dos mil trece. SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA: Mediante sentencia número 527-2019, dictada por la licenciada Derling Edith Talavera Polanco, a las trece horas veintiún minutos del veintinueve de noviembre de dos mil diecinueve, se declaró parcialmente con lugar la acción civil resarcitoria, condenando al notario Néstor Alfredo Gamboa Salazar, al pago de un millón de colones en concepto de daño moral y ambas costas del proceso. IMPUGNACIÓN: Inconforme con lo así resuelto, apeló el notario Néstor Alfredo Gamboa Salazar y admitida que fue la impugnación por auto de las once horas seis minutos del veintiuno de febrero de dos mil veinte, conoce ahora el Tribunal del asunto. Se deja constancia que el expediente fue devuelto al Juzgado Notarial por detectarse un error y se recibió nuevamente en el Tribunal, hasta el dieciocho de junio de dos mil veinte.-

II.- HECHOS PROBADOS: Por responder al mérito de los autos, se aprueban los hechos tenidos por demostrados en la sentencia apelada.-

III.- SOBRE EL RECURSO: Pese a la extensión del recurso, los motivos de agravio se reducen a unas pocas líneas, y se transcriben así: PRIMER AGRAVIO: "... no existe nexo de causalidad respecto de los daños y perjuicios por los que se condenó a Gamboa Salazar en la especie, por cuanto no subsisten otros supuestos normativos distintos de la falta disciplinaria en los cuales pueda sustentarse el debe de indemnizar, lo anterior, habida cuenta que mediante la resolución de las ocho horas del veintiséis de julio de dos mil doce, se declaró prescrita (...) más sencillo, en el caso bajo examen, estando prescrita la falta disciplinaria y no existiendo responsabilidad objetiva del notario, no existe factor de atribución alguno del nexo de causalidad, puesto que, en la responsabilidad objetiva, el fundamento de la obligación de reparar, no surge del dolo o la culpa, sino del riesgo creado (Art. 1048 párrafo quinto del Código Civil), o bien, otras normas del Ordenamiento Jurídico que impongan la obligación de reparar o resarcir, como por ejemplo el artículo 35 de la Ley 7472. Ergo, no existe en la especie, el deber de indemnizar por parte del notario demandado civilmente" (folio 363). EL REPROCHE NO ES DE RECIBO: De la relación de los artículos 164 y 165 del Código Notarial, se desprende que aunque se haya declarado la prescripción de la acción disciplinaria, ello no impide el juzgamiento de la responsabilidad civil, siendo obvio que, para su estimación o desestimación, deberá establecerse si existió falta en el ejercicio del notariado y en caso afirmativo -aunque no pueda sancionarse- si esa falta tiene nexo causal con la indemnización civil pretendida. Admitir el argumento del apelante, implicaría que la sola declaratoria de la prescripción de la acción disciplinaria, cerraría toda otra posibilidad al conocimiento de la acción civil, lo cual, como ya se dijo, es totalmente opuesto a lo que establece el artículo 165 del Código Notarial.-

IV.- SEGUNDO AGRAVIO: "Del indebido rechazo de las defensas y/o excepciones de falta de derecho y falta de legitimación activa y pasiva opuestas por el demandado" (folio 363). Luego de una transcripción de extractos de varias sentencias de la Sala Primera de la Corte Suprema de Justicia, referidas a la legitimación ad procesum y legitimación ad causam; se indicó: "Gráficamente hablando, en la construcción del silogismo,...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba