Sentencia de Tribunal Disciplinario Notarial, 28-01-2021

"Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuere" Ulpiano

PROCESO DISCIPLINARIO NOTARIAL

EXPEDIENTE: Nº 17-000259-627-NO

DENUNCIANTE: DERCEY BRYAN BRYAN

NOTARIO DENUNCIADO: LICDO. GERMAN ORTIZ CASTRO

VOTO Nº 012-2021

TRIBUNAL DISCIPLINARIO NOTARIAL.- Primer Circuito Judicial de San José, a las catorce horas quince minutos del jueves veintiocho de enero de dos mil veintiuno.-

Proceso disciplinario establecido ante el Juzgado Notarial por DERCEY BRYAN BRYAN, cédula de identidad siete- cero cincuenta y cinco- cero quinientos treinta y tres, ama de casa, casada, vecina de Siquirres, Limón; contra el notario GERMAN ORTIZ CASTRO, abogado y notario, portador de la cédula de identidad número siete- cero ciento treinta y dos- cero setecientos noventa y seis, demás calidades desconocidas en autos. Por disposición del artículo 153 del Código Notarial, se tuvo como parte a la Dirección Nacional de Notariado.-

REDACTA EL JUEZ SUPERIOR CHAVES ORTIZ, Y;

C O N S I D E R A N D O:

I.- DE LA ADMISIBILIDAD DEL RECURSO: Se alza el notario German Ortiz Castro, contra la sentencia de fondo dictada por el Juzgado de primera instancia. La impugnación es admisible a tenor de los artículos 157 del Código Notarial; 65.1, 65.2, 67.1 y 67.5 del Código Procesal Civil (9342).-

II.- SÍNTESIS DEL CASO BAJO ESTUDIO: ACCIÓN: Dercey Bryan Bryan denunció al notario German Ortiz Castro por cuanto se inscribió la donación de una propiedad suya segregada a su sobrino Andrew Lewis Reid, actuación que si bien ella tenía la intención de hacer, no había aún firmado, ni conoce al notario, a quien aseguró no haber visto nunca. Pidió que se investigue si la escritura fue ingresada al Registro sin su firma o si su firma fue falsificada; y sancionar al notario conforme a la ley. CONTESTACIÓN: El notario German Ortiz Castro contestó el proceso indicando que, efectivamente, la escritura matriz no fue firmada ni por la aquí denunciante ni por él, de lo cual se dejó constancia al margen de esa matriz y de ahí que la firma de la señora Bryan Bryan nunca fue falsificada. Hizo ver que la segregación nunca se inscribió. SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA: El juez de primera instancia, licenciado Carlos Andrés Sanabria Vargas, mediante sentencia número 0546-2020 de las once horas un minuto del treinta y uno de agosto de dos mil veinte, declaró con lugar el proceso e impuso al notario German Ortiz Castro, tres años y un mes de suspensión en el ejercicio de la función notarial. IMPUGNACIÓN: Inconforme con lo así resuelto, el notario German Ortiz Castro, presentó recurso de apelación que fue admitido por auto de las dieciséis horas cincuenta y tres minutos del veintitrés de setiembre de dos mil veinte, en razón de lo cual conoce este Tribunal de alzada del asunto.-

III.- HECHOS PROBADOS: Se agregan, en esta segunda instancia dos hechos probados que dirán: "SEXTO: Al margen superior izquierdo del folio 070 del tomo cuarto del protocolo del notario German Ortiz Castro, se consignó nota marginal que dice: "El suscrito notario hace constar que la escritura número ciento sesenta y siete visible de líneas uno a veintidós de este folio setenta frente no se autorizó puesto que la primer compareciente se negó a firmar. Limón diecinueve horas diez minutos del diecisiete de marzo de dos mil dieciséis" (contestación del notario denunciado y documental de folios 31 y 32). SÉTIMO: En el índice de escrituras correspondiente a la segunda quincena del mes de marzo de dos mil diecisiete, presentado el once de abril de dos mil diecisiete, el notario German Ortiz Castro respecto de la escritura número ciento sesenta y siete del tomo cuarto de su protocolo, informó que: "No se autorizó porque una de las partes se negó a firmar." (contestación y documental de folio 61)". En lo demás y por responder al mérito de los autos, se aprueban los hechos tenidos por demostrados en la sentencia apelada.-

IV.- HECHOS NO PROBADOS: Por resultar pertinente y no tener sustento probatorio en autos, se avala el hecho tenido por indemostrado en la sentencia venida en alzada.-

V.- SOBRE LOS ALEGATOS DE NULIDAD: De manera poco ortodoxa, el apelante pidió la nulidad de la sentencia, sin separar, como debía los motivos de nulidad, de los agravios de fondo. Por su contenido, se identifican como alegatos de nulidad, los siguientes: 1) QUE NO EXISTE UNA CORRELACIÓN ENTRE LA FALTA SANCIONADA Y LOS HECHOS DENUNCIADOS. Se refiere el apelante a la: "autorización de un instrumento inválido al no estar presente en la comparecencia como titular del bien respecto del cual se haría una segregación y el segundo: haber expedido un testimonio falso en el mismo acto y a partir del otorgamiento de la matriz inválida (...) NO SE ME PUSO EN CONOCIMIENTO DE LO QUE A CRITERIO DEL SEÑOR JUZGADOR SE TRADUCE EN LO QUE SE ME ESTABA DENUNCIANDO, y como corolario de lo anterior, al no tener conocimiento de lo que el señor juez bajo su criterio y traducción creyó que era la denuncia y las consecuentes faltas supuestamente por mí cometidas, NUNCA TUVE LA OPORTUNIDAD DE DEFENDERME DE ELLAS (...) el señor Juez en la sentencia impugnada lo deja más que claro al indicar "a criterio de este juzgador se traducen en dos cargos concretos", por lo que es "a criterio" del excelentísimo señor juez que se me está juzgando y no con base a la denuncia interpuesta por la señora denunciante" (folio 79). EL AGRAVIO ES PARCIALMENTE DE RECIBO: En cuanto a la primera falta sancionada, la autoridad de primera instancia expuso: "Los hechos denunciados a criterio de este juzgador se traducen en dos cargos concretos (...) En cuanto al primer cargo, por el cual se le endilga al notario haber autorizado la escritura pública 167 de las 19:00 horas del 17 de marzo de 2017, visible al folio 70 frente del tomo cuarto de su protocolo (...) sin contar con la firma de su propietario registral. (...) Para este juzgador queda acreditado que el Notario denunciado sí incumplió con el deber contemplado en los artículos 36 y 94 del Código Notarial antes dichos, pues si bien alega no haber autorizado dicha matriz, en principio la parte aquí actora nunca se presentó a su oficina ni consta que haya rogado sus servicios, por lo que dicha matriz no procedía incorporarla en el protocolo; pero habiéndolo hecho, tampoco atendió el deber concreto de advertir la no autorización ante la falta de firma de uno de los comparecientes, de lo cual no queda evidencia en la matriz aportada por el mismo denunciado" (considerando VI, folios 73 vuelto y 74 vuelto). No obstante el a quo mencionó distintos escenarios al justificar la imposición de un mes de suspensión, lo que en sí mismo produce una nulidad, porque no queda claro entonces por cuál de todas las aparentes faltas que apreció fue que impuso la sanción; esa circunstancia al final no es determinante, porque ninguna de esas supuestas faltas fue denunciada. Siguiendo este mismo hilo conductor, se encuentra que lo que sí se denunció fue que en el Registro Nacional se encontraba publicitada una...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba