Sentencia de Tribunal Disciplinario Notarial, 05-03-2021

Número de expedienteEXP.

"Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuere" Ulpiano

PROCESO DISCIPLINARIO NOTARIAL Y CIVIL RESARCITORIO

EXP. Nº 15-000505-0627-NO

DENUNCIANTES: FABIÁN MORA SÁENZ

NOTARIO DENUNCIADO: LICDO. GERMAN ENRIQUE SALAZAR SANTAMARÍA

VOTO 029-2021

TRIBUNAL DISCIPLINARIO NOTARIAL.- PRIMER CIRCUITO JUDICIAL DE SAN JOSÉ, a las diez horas del viernes cinco de marzo de dos mil veintiuno.-

Proceso disciplinario notarial establecido ante el Juzgado Notarial por FABIÁN MORA SÁENZ, portador de la cédula de identidad número tres- cero trescientos ochenta y ocho- cero doscientos veintidós, soltero, chofer, vecino de Orosi, Cartago; contra el notario GERMAN ENRIQUE SALAZAR SANTAMARÍA, cédula de identidad número uno- cero ochocientos sesenta y cinco - cero cuatrocientos sesenta y dos, abogado y notario, demás calidades ignoradas en autos. Por disposición del artículo 153 del Código Notarial, se ha tenido como parte a la Dirección Nacional de Notariado. Participó como apoderado especial judicial de la parte actora, el licenciado Alexander Francisco Pereira González.-

REDACTA EL JUEZ SUPERIOR ECHANDI SALAS; Y,

C O N S I D E R A N D O:

I.- DE LA ADMISIBILIDAD DEL RECURSO: Se alza el apoderado de la parte actora, contra la sentencia de fondo dictada por el Juzgado de primera instancia. La impugnación es admisible a tenor de los artículos 157 del Código Notarial; 65.1, 65.2, 67.1 y 67.5 del Código Procesal Civil (9342).-

II.- SÍNTESIS DEL CASO BAJO ESTUDIO: ACCIÓN: A través de su apoderado especial judicial, el señor Fabián Mora Sáenz denunció al notario German Enrique Salazar Santamaría por la falta de inscripción de la escritura número ciento diecinueve del tomo octavo de su protocolo, autorizada a las doce horas cincuenta minutos del seis de agosto de dos mil trece. Dijo que, con la finalidad de brindar servicios de alquiler de un vehículo al Instituto Costarricense de Electricidad, adquirió a un conocido vendedor de autos de Cartago el automotor placas CL 250441, y que la firma de una razón al margen de la escritura le fue recogida por dicho vendedor y su asistente y no por el notario a quien no conoce. Al pasar el tiempo y no obtener la inscripción, indagó descubriendo que en la escritura matriz se consignó como comprador del vehículo a una persona jurídica (con la que no tiene ningún vínculo) y no a él; y que lo que él firmó fue una nota marginal y nunca la matriz, lo que permite catalogar este caso como una escritura sin matriz. Agregó que al no aparecer el vehículo a su nombre, el Instituto Costarricense de Electricidad no le prorrogó el contrato de alquiler. En resumen, indicó que "el notario cometió varias violaciones a sus deberes notariales, el primero es que tenemos una matriz que no está firmada por el comprador, segundo una razón notarial insuficiente para corregir el contenido de la escritura en la cual no figura el señor Fabián Mora Sáenz y por último el incumplimiento de inscribir el documento, lo cual generó daños y perjuicios al señor Mora Sáenz". En concepto de daños reclamó daño material producido por la no renovación del contrato de alquiler, que valoró en seis millones cuatrocientos mil colones más los quinientos mil colones pagados por la inscripción del vehículo y los diez millones quinientos mil colones que entregó al vendedor de autos, por el precio de compra de pick up placas 250441. Como perjuicio pidió el reconocimiento del lucro cesante sobre las sumas reclamadas como daños. Estimó la demanda en treinta millones de colones. Solicitó sancionar al notario denunciado por las faltas cometidas y condenarlo al pago de los daños y perjuicios causados y de ambas costas del proceso, que de una vez dejó fijadas en un millón quinientos mil colones. CONTESTACIÓN: El notario German Enrique Salazar Santamaría, contestó la acción indicando que el vehículo fue inscrito utilizando la misma escritura, sin ninguna irregularidad y que el automotor incluso ya fue dispuesto por el actor, quien lo entregó como parte de pago para obtener uno nuevo. SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA: Mediante sentencia número 527-2020, dictada por la Juez, doctora Ingrid Palacios Montero, se declaró sin lugar el proceso disciplinario y civil resarcitorio en todos sus extremos, sin especial condenatoria en costas. IMPUGNACIÓN: Inconforme con la sentencia de primera instancia, el apoderado de la parte actora, presentó recurso de apelación que fue admitido por auto de las diecisiete horas veinticinco minutos del seis de octubre de dos mil veinte, en cuya virtud conoce ahora el Tribunal del asunto.-

III.- HECHOS PROBADOS: Se adiciona al hecho probado primero que lo indicado es lo que se lee en el cuerpo de la escritura. Se corrige el sustento probatorio del hecho sexto, para que se lea correctamente "folios 146 y 147 y testimonio de escritura que se guarda en sobre aparte.". En lo demás y por responder al mérito de los autos, se aprueban los hechos tenidos por demostrados en la sentencia apelada.-

IV.- HECHOS NO PROBADOS: Al resultar de importancia para esta litis y no tener sustento probatorio en autos, se aprueban los hechos tenidos por indemostrados en la sentencia apelada.-

V.- SOBRE LA NULIDAD INVOCADA: Pidió el recurrente la nulidad de la sentencia por "el error que comete el Juzgado de falta e incorrecto análisis de la prueba y de aplicación de las reglas de la sana crítica", argumentando para ello que: "omitió en los hechos probados el largo tiempo irracional y desproporcional que le tomó al notario sin excusa legal consolidar la inscripción del documento de traspaso del vehículo lo cual provocó los daños y perjuicios demandados, esto se comprueba cuando se lee los hechos probados y no se consignó esta situación, la cual fue alegada en la demanda y de lo cual se ofreció prueba de la cual se derivó en la evacuación de dicha prueba que efectivamente pasó más de un año desde el otorgamiento de la escritura y presentación al Registro Nacional, hasta su efectiva inscripción, y que esa demora provocó que el ICE rescindiera el contrato con el denunciante de alquiler de vehículo para transporte de personal de dicha institución, puesto que entre los requisitos para mantener el contrato era esta situación de la titularidad del vehículo, siendo esta la suficiente relación de causalidad entre la conducta y hecho dañoso, y dando lugar a las sumas reclamadas en sentencia y de las cuales se ofreció prueba contable documental" (sic, folio 171). En lo que interesa, en el considerando VI de la sentencia se lee: "Con relación a la falta de inscripción nótese que la escritura respectiva fue inscrita por el notario, si bien con mucha posterioridad a la fecha de autorización del negocio que generó dicho...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba