Sentencia de Tribunal de Familia, 22-11-2021

EmisorTribunal de Familia (Costa Rica)
Fecha22 Noviembre 2021
Número de expediente21-000915-0165-FA
Tipo de procesoDIVORCIO
*210009150165FA*
EXPEDIENTE:
21-000915-0165-FA - 8 INTERNO 1020-21(2) EV - COMF. DE COMP.
PROCESO:
DIVORCIO
ACTOR/A:
[Nombre 001]
DEMANDADO/A:
[Nombre 002]
VOTO NÚMERO: 991 -2021
TRIBUNAL DE FAMILIA. S.J., a las nueve horas cuarenta y cinco minutos del veintidós de noviembre de dos mil veintiuno.-
Visto el anterior conflicto de competencia formulado por el Juzgado de Familia y Violencia Doméstica del II Circuito Judicial de la Zona Sur- Corredores, y;
CONSIDERANDO:
I.- Mediante resolución de las ocho horas treinta y ocho minutos del dos de setiembre de dos mil veintiuno, la Jueza del Juzgado de Familia y Violencia Doméstica de Golfito, Licenciada A.C.C.M., se inhibe de intervenir en el presente asunto, indicando que tiene una relación de amistad cercana con la demandada, que han compartido en actividades y redes sociales asi como que ha sostenido conversaciones con la demandada sobre su situación personal durante la relación con el actor, por lo que conoce hechos de su vida personal.
Inconforme con dicha resolución, el Juzgado de Familia y Violencia Doméstica del II Circuito Judicial de la Zona Sur -Corredores, mediante resolución de las quince horas trece minutos del seis de octubre de dos mil veintiuno (visible en el expediente electrónico) plantea conflicto de competencia ante esta instancia.
II.- El derecho fundamental al “juez natural” forma parte del debido proceso. Entre otras normas, se encuentra recogido en los artículos 11 de la Declaración universal de derechos humanos, 26 de la Declaración americana de los derechos y deberes del hombre (sic), 8.1 de la Convención americana sobre derechos humanos, 14.1 del Pacto internacional de derechos civiles y políticos y 35 de la Constitución Política. En virtud de él, está prescrito el juzgamiento de cualquier asunto por comisión, tribunal o juez o jueza especialmente designado/a al efecto. Como lo puntualizó la S. Constitucional en su medular sentencia n.º 1739-92, de las 11:45 horas del 1º de julio de 1992, “Este principio, que hemos llamado del "juez regular", se complementa, a su vez, con los de los artículos 9, 152 y 153 y, en su caso, 10, 48 y 49, de los cuales resulta claramente (…) la exclusividad y universalidad de la función jurisdiccional en manos de los tribunales dependientes del Poder Judicial, así como con el del artículo 39, en el cual debe entenderse que la "autoridad competente" es necesariamente la judicial y ordinaria, esto último porque el 35 transcrito excluye toda posibilidad de juzgamiento por tribunales especiales para el caso o para casos concretos, y porque el 152 y 153 agotan en el ámbito del Poder Judicial toda posibilidad de creación de tribunales "establecidos de acuerdo con esta Constitución", con la única salvedad del Supremo de Elecciones para el contencioso electoral. Si, pues, la jurisdicción consiste, en general, en la potestad de administrar justicia, y la competencia en la distribución que hace la ley de las diferentes esferas de conocimiento de los tribunales con base en criterios de materia, gravedad o cuantía, territorio y grado, tanto la jurisdicción -general o por materia- como la competencia son parte del debido proceso, pues garantizan que los conflictos sean resueltos por los tribunales regulares, en la forma dicha.” ( Ver, en igual sentido, los votos n.os 2001-7496, de las 12:10 horas del 1º de agosto de 2001 y 8521-98, de las 10:27 horas del 27 de noviembre de 1998). En un pronunciamiento posterior, el n.º 9-94, de las 14:54 horas del 4 de enero de 1994, esa misma S. sostuvo que “Según lo establece el artículo 8,1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de S.J. de Costa Rica, el derecho a la jurisdicción y la garantía de los jueces naturales, es el derecho que toda persona tiene a ser oída con las debidas garantías y dentro de un plazo razonable por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial, establecido con anterioridad por la ley. Lo que se tutela a través del principio del juez natural es la prohibición de crear organismos ad-hoc, o ex post facto (después del hecho), o especiales, para juzgar determinados hechos o a determinadas personas, sin la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR