Sentencia de Tribunal de Familia, 23-11-2020

Emisor:Tribunal de Familia (Costa Rica)
Número de expediente:19-001205-0364-FA
Tipo de proceso:AUTORIZACIÓN  SALIDA PAÍS
*190012050364FA*
EXPEDIENTE:
19-001205-0364-FA NUMERO: 285-2020 (3) TE
PROCESO:
AUTORIZACIÓN SALIDA PAÍS
ACTOR/A:
[Nombre 001]
DEMANDADO/A:
[Nombre 001]
VOTO NÚMERO 1029-2020
TRIBUNAL DE FAMILIA. San José, a las trece horas cincuenta y cinco minutos del veintitrés de noviembre de dos mil veinte.-
PROCESO AUTORIZACIÓN SALIDA PAÍS de [Nombre 001] , mayor, soltero, portador de la cédula de identidad número [Valor 001] y vecino de Jaco, contra [Nombre 002], mayor, soltera, comerciante, portadora de la cédula de identidad número [Valor 002] y vecina de Limón. Conoce este Tribunal del presente proceso en virtud del recurso de apelación interpuesto por  la parte promovente  contra la resolución dictada por el Juzgado de Familia de Heredia al ser las diez horas veintisiete minutos del tres de diciembre de dos mil diecinueve.
Redacta el Juez SOTO CASTRO; y,
CONSIDERANDO:

I.-AGRAVIOS.- Apelan los promoventes, por medio de su apoderada especial judicial, licenciada Jennifer Soto Benavides, la resolución de las diez horas veintisiete minutos del tres de diciembre de dos mil diecinueve, dictada por el Juzgado de Familia de Heredia, mediante la cual se rechazó de plano la solicitud de homologación de un acuerdo de autorización de salida del país.

Las inconformidades de los recurrentes son las siguientes: 1) que el señor [Nombre 006] tiene la guarda provisional de sus hijos, ya que ante el Patronato Nacional de la Infancia se hizo entrega voluntaria de los menores y 2) que se violenta el derecho al acceso a la Justicia.
Por lo anterior, pretende se anule o revoque la resolución recurrida y se apruebe el acuerdo presentado.-
II.-SOBRE EL FONDO: En primer lugar, se aclara a los apelantes que ellos son quienes ejercen de forma exclusiva la autoridad parental sobre sus hijos [Nombre 003] y [Nombre 004], ambos de apellidos [Nombre 005]. Consta en autos que doña [Nombre 002] entregó a sus hijos al señor [Nombre 006], tal y como se desprende de acta otorgada ante la oficina local del Patronato Nacional de la Infancia de Golfito, el día cinco de marzo de dos mil dieciocho, en vista de que ella manifestó no contar con las condiciones emocionales, laborales y habitacionales para atenderlos.
Lo anterior implica que don [Nombre 006] es un simple cuidador de las personas menores de edad en cuestión y que jamás podría ostentar la autoridad parental sobre ellas, ya que no es su progenitor.
Bajo este razonamiento, es evidente que las únicas personas que podrían autorizar la salida del país de [Nombre 003] y [Nombre 004], ambos de apellidos [Nombre 005], son los aquí apelantes, en su calidad de progenitores. Esto implica que si no hay conflicto entre los promoventes, pueden realizar las gestiones ante la Dirección General de Migración y Extranjería, así como ante cualquier consulado o embajada para tramitar las visas que se requieran.
Ahora bien, ello no es óbice para que -a su vez- autoricen al guardador de sus hijos a tales efectos, aunque ello no sea indispensable ni necesario.

De ahí que es criterio del presente Tribunal que no se les debe impedir el acceso a la Justicia y su pretensión de que un acuerdo autocompositivo sea aprobado. Todo ello de conformidad con los principios rectores establecidos en el artículo 41 constitucional, así como en la Ley sobre Resolución Alterna de Conflictos y Promoción de la Paz Social número 7727 del cuatro de diciembre de mil novecientos noventa y siete, publicada en el Periódico Oficial La Gaceta del catorce de enero de mil novecientos noventa y ocho, conocida como ley RAC, la cual promueve la solución pacífica de conflictos.

En consecuencia, visto que el acuerdo, aquí puesto en conocimiento de estrados judiciales, no violenta el ordenamiento jurídico, ni el interés superior de las personas menores de edad involucradas, se revoca la resolución recurrida y, en su lugar, se aprueba, por lo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba