Supervisión bancaria en los Estados Unidos: valoración de los efectos económicos de medidas correctivas en el desempeño bancario.

Author:Hall, Luis J.
Position:Datos estad
Pages:125(14)
 
  1. INTRODUCCIÓN

    La profunda crisis en el sector bancario y la industria de ahorros del sector financiero de los Estados unidos durante la década de los años ochentas y principios de los noventas condujo a una serie de reformas en las leyes regulatorias del sistema bancario en los Estados unidos. El sector de ahorros, el cual incluye principalmente las asociaciones de ahorro y préstamo, y los bancos de ahorros mutuos, estuvo sujeto a enormes fluctuaciones durante este período lo cual conllevó a una quiebra masiva de estas instituciones financieras. En la industria bancaria, más de 1,000 instituciones financieras quebraron o necesitaron financiamiento federal. Este comportamiento masivo significó que los fondos de aseguramiento conocidos como el FDIC (2), los cuales buscan asegurar los depósitos de los ahorrantes, se redujera considerablemente, al punto de requerir la intervención del financiamiento federal para su recuperación y alcanzar el funcionamiento normal (véase Sponge (2000) y Brumbaugh and Carron (1987) para detalles).

    Todo esto provocó la implementación de una serie de medidas que permitieran resolver la situación de las instituciones afectadas, así como mejorar el marco regulatorio. Dentro de esta serie de reformas, interesa mencionar para los propósitos de esta investigación la ley federal denominada federal deposit insurance corporation improvement act of 1991, la cual buscaba mejorar la supervisión bancaria y reducir o limitar el costo de resolver los casos de quiebra bancaria. Esta ley también buscaba mejorar los premios de los seguros de depósitos para mejorar las posiciones de los fondos de aseguramiento. Adicionalmente, la ley instituía un sistema de acciones correctivas inmediatas con carácter mandatoria y discrecional conocidos como Prompt Corrective Action (PCA) y que buscaba implementar medidas progresivamente más severas a aquellas instituciones financieras que no pudieran alcanzar ciertos niveles de capital bancario (Sponge 2000).

    'Bajo esta legislación de 1991, las agencias bancarias federales deben asignar cada banco en una de cinco categorías posibles: (1) bien capitalizados; (2) adecuadamente capitalizados; (3) descapitalizados; (4) significativamente descapitalizados; (5) críticamente descapitalizados. Estas categorías proveen el marco básico para las medidas correctivas inmediatas y determinan si un banco estará sujeto a medidas de cumplimiento. Los bancos que están en las dos categorías superiores de niveles de capital no estarán sujetos a ninguna medida correctiva inmediata. En el caso contrario, los bancos que están por debajo de estas categorías enfrentan medidas de cumplimiento exigidas que podrían ser suplementadas con otras medidas a discreción del supervisor bancario.' (Sponge 2001, pp 86, énfasis agregado) (3). El propósito de este documento es valorar el impacto que estas medidas de corrección inmediata (PCA) tuvieron sobre el desempeño de los bancos.

    De esta forma, los bancos a partir de esta normativa fueron clasificados de acuerdo a estas cinco categorías. Cada categoría de banco estaría por lo tanto sujeto a una serie de medidas las cuales podrían ser mandatorias o discrecionales. En particular, como se explica más adelante nos interesa poder comparar al grupo de bancos en categoría cuatro y cinco, es decir aquellos bancos que estaban significativamente descapitalizados o críticamente descapitalizados con respecto a los bancos en categoría del uno al tres que mostraban un funcionamiento más estable. Este grupo de bancos con una razón de capital inferior o igual al 6% fueron sujetos a medidas correctivas más significativas. Así por ejemplo, dicho grupo de bancos, además de estar sujetos a la normativa de instituciones descapitalizadas, estaban sujetos a partir de esta normativa a una serie de medidas discrecionales o mandatorias tales como restricciones en el pago de bonos o incrementos salariales a sus ejecutivos, deberían incrementar el capital o buscar algún tipo de fusión para mejorar su situación, liquidar algunas subsidiarias propensas a la insolvencia, prohibir reparticiones de capital, cambiar los sistemas contables, u otorgar crédito en operaciones de alto grado de apalancamiento (4). Interesa en este documento poder valorar el efecto de las medidas correctivas aplicadas en el desempeño de los bancos. Pondremos especial énfasis en la selección de los bancos que son comparables con aquellos bancos sujetos a la regulación PCA. un primer paso para valorar esta medida de política consistirá en una comparación entre los bancos sujetos a las medidas de cumplimiento --los bancos en tratamiento- en relación al conjunto total de bancos con desempeño por encima de los estándares mínimos exigidos--el grupo de control. tal comparación, como se muestra adelante, incluye bancos que están muy distantes uno del otro para ser empleados en la comparación; y bancos con desempeño muy por encima de los estándares de los bancos bajo supervisión. El propósito es entonces seleccionar bancos que sean similares a los bancos sujetos al tratamiento durante el período anterior a que la política tuviera lugar o período de pre-tratamiento. Sin embargo, los bancos no son necesariamente similares a los otros bancos en una sola dimensión. Al seleccionar el grupo de bancos de control, vamos a permitir la comparación de los bancos en varias dimensiones durante el periodo de pre-tratamiento. Procediendo de esta forma podemos garantizar la selección de un grupo de control que es similar al grupo tratado y así valorar el impacto de la medida de regulación.

    Nuestro estudio del PCA nos permite concluir que la política produjo una tasa menor de quiebras para aquellos bancos con supervisión más severa que para aquellos bancos seleccionados en el grupo de control. Adicionalmente, al estudiar la liquidación de los bancos es importante valorar qué tipo de liquidación se empleó para el banco afectado; podría ser una donde los bancos son motivo de fusión o adquisición antes de ser declarados en bancarrota o después de ser declarados en bancarrota. El estudio permite decir que la proporción de los bancos en tratamiento adquiridos por otros bancos antes de entrar en liquidación o bancarrota fue menor que los bancos similares en el grupo de control. Cuando consideramos la adquisición después del proceso de liquidación se ha iniciado, bancos que por lo tanto han entrado en el proceso de bancarrota, encontramos que la tasa de adquisición para los bancos en el grupo de tratamiento es menor que la tasa de los del grupo de control.

    El estudio permite valorar la actividad de adquisición de los bancos tratados en relación a los otros bancos. Encontramos que los bancos tratados tienen una actividad menor de fusión y adquisición cuando los contrastamos con el grupo de control, aunque esta diferencia es menor que la obtenida si solamente comparamos el grupo tratado con la tasa promedio de adquisición de todos los otros bancos. Finalmente, estudiamos la incidencia de esta regulación en la solidez del capital bancario, el cual es uno de los objetivos de la política. En general, los bancos en tratamiento tienden a mantener una razón de capital por debajo del promedio del sistema bancario. Cuando los comparamos con el grupo de control, encontramos que esta diferencia en las razones es aún mayor. Los bancos en tratamiento muestran una razón de capital menor que el grupo de control en cuatro puntos porcentuales.

    El documento se organiza de la siguiente forma. Primero, se presentan los métodos empleados, describiendo en detalle los supuestos de identificación esenciales en el documento. Segundo, describimos los datos empleados y presentamos brevemente la ley PCA. tercero, se presentan los resultados y finalmente, se discuten las conclusiones y extensiones futuras.

  2. METODOLOGÍA Y DATOS

    La presentación siguiente adapta de Dehejia y Wahba (2002) al problema en consideración en este documento. Sea i el índice que representa uno de los bancos...

To continue reading

Request your trial