El aborto

Autor:Jorge Scala
Páginas:16-55
RESUMEN

6. ¿Qué nos prueba la embriología?. 7. El embrión: ¿es ser humano?. 8. ¿El feto, tiene alma o no?. 9. ¿Cómo es la libertad en el matrimonio?. 10. ¿Acaso el amor no debe ser libre y, por ende, desvincularse de las consecuencias del embarazo?. 11. ¿Por qué al aborto se lo llama interrupción del embarazo?. 12. ¿Acaso las mujeres no son dueñas de su cuerpo?. 13. ¿Qué es el microaborto?. 14. Pero el aborto... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
16 Jorge Scala
EL ABORTO
6. ¿Qué nos prueba la embriología?
En los seres humanos, tanto la cédula generativa
masculina (espermatozoide) como la femenina (óvulo),
contienen un núcleo compuesto por 23 cromosomas. Al
unirse, originan el cigoto, que tiene 46 cromosomas,
exactamente el número que corresponde a los tejidos
orgánicos de toda persona humana. Las células
reproductoras humanas –masculinas o femeninas–,
contienen la mitad de los cromosomas de cada persona,
porque la unión de ambas está destinada a dar origen a
una nueva vida.
A su vez, cada cromosoma encierra las moléculas
de ácido desoxirribonucleico (ADN), compuesto por
genes, con su código genético, que encierra el programa
total de la vida de esa persona, con sus características
físicas y psíquicas, las que requerirán, para su desarrollo
definitivo, el transcurso del tiempo. Esa evolución
comienza en el seno materno y continúa después del
nacimiento.
PROMESA - El aborto 8/8/05, 2:45 PM16
17El aborto
7. El embrión: ¿es ser humano?
a) Está científicamente probado que desde la
concepción (fecundación del óvulo por el esperma-
tozoide), el cigoto tiene su propio y personal código
genético completo, que irá desarrollándose de modo
continuo y progresivo, desde la gestación y luego del
nacimiento en la niñez y la adolescencia, hasta la muerte.
En el cigoto está todo el hombre. Por tanto, resulta
evidente afirmar que desde la concepción es un ser
humano. El óvulo y el espermatozoide separados son
sólo células germinales, que necesitan fecundarse para
poder generar una nueva vida humana. Dichas células
tienen la mitad de los cromosomas de los hombres; una
vez unidos, nos ponen en presencia de una nueva persona
humana.
b) Por otra parte, la experiencia constante indica
que de la unión fecunda entre un hombre y una mujer
nace siempre otro ser humano. Entonces resulta
imposible pensar que del óvulo femenino fecundado,
pueda generarse un ser diferente a la persona humana.
8. ¿El feto, tiene alma o no?
Filosóficamente, el alma es aquel principio que
caracteriza a los seres animados, al permitirles moverse
por sí mismos; esto los distingue de los seres inanimados,
que sólo pueden ser movidos por otro. El cigoto, desde
el instante mismo de la fecundación, comienza a moverse
y desarrollar operaciones por sí mismo iniciando el
proceso de autolectura del mensaje genético contenido
PROMESA - El aborto 8/8/05, 2:45 PM17
18 Jorge Scala
en él mismo, siguiendo para ello en forma ordenada un
fin predeterminado, que le vino impuesto por la
naturaleza. Por tanto, resulta indudable que el cigoto tiene
alma.
No invalida esta realidad, el hecho de que el
embrión no pueda efectuar todas las operaciones propias
del adulto. En efecto, tampoco un recién nacido puede
pensar, y sin embargo nadie duda de que se trata de un
ser humano. Un adulto dormido o bajo anestesia
tampoco puede realizar operaciones intelectuales
normales, pese a ello nadie pondría en duda su
humanidad...
El cerebro del humano tiene unas 100.000.000.000
de células, que requieren los nueve meses de embarazo
para constituirse, y seis o siete años más para conectarse
entre sí. Quien está en la etapa de desarrollo de su
cerebro, es tan ser humano como quien ha incluido ese
período.
9. ¿Cómo es la libertad en el matrimonio?
Todo ser humano es libre de elegir el estado
personal que le parezca más adecuado a sus circuns-
tancias. De hecho, la enorme mayoría de las personas
elige el camino matrimonial. En este caso, hay un doble
ejercicio de la libertad:
a) en primer lugar al elegir entre las personas
aptas del sexo opuesto, aquella con la que desea casarse;
a la vez, la persona elegida debe, libremente, compartir
PROMESA - El aborto 8/8/05, 2:45 PM18

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA