CIDH pide al Gobierno avanzar más rápido para que se devuelvan tierras a indígenas en Térraba y Salitre

 
EXTRACTO GRATUITO

Dos meses después del asesinato del líder indígena Sergio Rojas, en Salitre de Buenos Aires, un enviado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llegó a esa localidad para indagar sobre el cumplimiento de las medidas de protección exigidas hace cuatro años al Gobierno de Costa Rica.Luego de su visita y de conversar con los líderes indígenas locales, Joel Hernández, relator de la CIDH para nuestro país, resaltó que el Estado costarricense debe avanzar más rápido en el saneamiento de las tierras en favor de las comunidades indígenas de teribe, de Térraba, y bribri, de Salitre.Así lo explicó Hernández durante una conversación por vía telefónica con La Nación, en la que explicó que ese saneamiento implica el desalojo de ocupantes no indígenas de las tierras y su devolución a manos de los pueblos originarios teribe y bribri."Lo más importante es avanzar en el saneamiento de tierras, hay expedientes para llevar a cabo desalojos administrativos y permitir que los pueblos tomen posesión de las terrenos que por ley les corresponde. Tiene que haber pasos más rápidos, más decisivos y con resultados más inmediatos", dijo Hernández.De acuerdo con el relator de la CIDH, apenas el caso está en la fase de medida cautelar, vigente desde el 2015, y que implica cumplimientos de los gobiernos en devolver a manos de los indígenas lo que por ley les pertenece.No obstante, apuntó que hoy existen algunas tierras ocupadas por no indígenas y que éstas deben devolverse a sus dueños originales.La presencia de Hernández se dio luego de que la embajadora de Costa Rica ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Monserrat Solano, extendiera una invitación a la CIDH a verificar el cumplimiento de las medidas cautelares.CIDH pide a Fiscalía rápida investigaciónJoel Hernández explicó que el asesinato del líder indígena Sergio Rojas, en Salitre de Buenos Aires, el pasado 18 de marzo, ha generado un aumento del temor entre los indígenas, no solo por la pérdida de las propiedades que les corresponden, sino también por su integridad física."Es que no solo pierden a un hermano, sino también a un líder que ha estado en la lucha por la posesión de la tierra por muchos años. Además, en razón de la lucha que emprendan, se encuentran en una situación de riesgo", dijo Hernández.La medida cautelar dictada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, hace cuatro años, ordenaba la protección especial de los pueblos teribe y bribi, en medio de un conflicto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA