Corte se alista para agilizar casi 600.000 procesos civiles

RESUMEN

A partir del próximo 8 de octubre entrará a regir la Reforma Procesal Civil, aprobada en el Congreso en el 2015, la cual, según los magistrados de la Sala I, máxima instancia en esa materia, dotará a los jueces de más herramientas para poder tomar decisiones.

 
EXTRACTO GRATUITO

A partir del próximo 8 de octubre entrará a regir la Reforma Procesal Civil, aprobada por la Asamblea Legislativa en el 2015, que, según los magistrados de la Sala I, máxima instancia en esa materia, dotará a los jueces de más herramientas en la toma de decisiones.

Con esto se espera agilizar una presa de casi 600.000 procesos aún pendientes y que representan cerca del 55% de juicios acumulados en los tribunales de justicia, con el factor agravante de que, si no se hacen los cambios, muchos de esos procesos podrían tardar más de 10 años en resolverse.

Con la reforma, los juicios pasarán a ser orales y públicos, con lo que se espera bajar hasta en 50% el tiempo que dura la tramitación.

Además, se crean nuevos tribunales para dividir los casos según su nivel de complejidad, y se eliminan posibilidades de apelación que pueden derivar en años de atraso.

Cara a cara. Una de las variaciones más evidentes es que ahora los jueces, abogados y usuarios tendrán que acostumbrarse a verse en persona.

Antes, todos los asuntos se resolvían exclusivamente con documentos que iban y venían, pero, con la reforma, lo más fuerte de las demandas se resolverá en audiencias orales, lo que ha implicado que la Corte abra nuevas salas de juicio en todo el país.

Durante las audiencias, las partes presentarán sus alegatos y tendrán la posibilidad, incluso, de hacerse acompañar por peritos que expongan las pruebas.

Estas audiencias serán públicas, a menos que se declaren privadas por criterio del juez o por solicitud de alguna de las partes involucradas.

'Ahora usted tiene que escuchar la prueba ahí, verla desarrollarse, una prueba testimonial, una parte declarando, una prueba pericial. Imagínese un geólogo hablando en el juicio, escucharlo y que los jueces puedan sacar información de lo que él dice. Todo eso es muy interesante', explicó William Molinari, magistrado de la Sala I.

La expectativa es que la oralidad también permita reducir la mora judicial, que acumula, a hoy, 596.370 casos pendientes.

Esta modalidad se aplicará tanto para juicios nuevos como aquellos ya en trámite.

De acuerdo con José Rodolfo León, juez propietario del Tribunal Segundo Civil en San José y corredactor del nuevo código, se estima que los casos más sencillos queden resueltos en un año o año y medio, o inclusive menos, y que los más complicados duren unos tres años y medio, y no el promedio actual de casi una década.

Con el fin de acortar tiempos, el dictado de la sentencia tendrá plazo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS