Ministra de Educación: Huelga obliga a medir la deserción

RESUMEN

Isabel Aguilera es la exdirectora general de Google España y Portugal, consultora internacional y conferencistas en el reciente Tigo Business Fórum 2018, realizado en nuestro país.

 
EXTRACTO GRATUITO

Isabel Aguilera es la exdirectora general de Google España y Portugal, consultora internacional y conferencistas en el reciente Tigo Business Fórum 2018, realizado en nuestro país.

La española ofreció la charla 'Tecnología como servicio' y amplió con la La Nación algunos conceptos sobre la importancia de los datos para las empresas, el papel de las personas en temas como la inteligencia artificial (IA) y la automatización, entre otros.

Algunos creen que la tecnología lo resuelve todo, pero usted dice confiar más en la inteligencia humana ¿Por qué?

Es que nos olvidamos a veces de que nosotros hemos programado y descubierto la inteligencia artificial (IA), que no es más que la capacidad de procesar muchos datos que producimos, y somos los que vamos a interpretar y, sobre todo, a actuar sobre esos datos.

¿Cómo se puede lograr que las empresas que están dando sus primeros pasos en IA o en tecnologías disruptivas se acuerden de que nosotros creamos esas innovaciones?

Yo creo que las empresas no son conscientes de los datos que tienen. Estamos lanzándonos a la producción del dato masivo: tenemos muchos pero debemos recordar que han de ser útiles.

'Cada vez es más imprescindible que las compañías sean conscientes de qué datos están generando y por qué, y tengan un científico para interpretarlos y usarlos en enriquecer la experiencia de sus clientes'.

Hay otra tendencia a la que algunos temen: la automatización ¿Cómo explicarles que no es necesariamente algo malo?

No implica nada malo, pero sí la urgencia de no acomodarte. La automatización lo que hace es eliminar tareas y funciones de bajo nivel; nos obliga o empuja a hacernos un lifting (rejuvenecimiento) profesional. Es decir, debemos seguir aprendiendo, subir nuestras capacidades, salir de la zona de confort en la que nos habíamos instalado.

'Cuando ya pensábamos: 'hasta aquí llegamos y ahora a vivir bien', resulta que no, que somos una generación en la que lo de: 'estudia, trabaja y luego jubílate' se terminó. Ahora es estudia, trabaja y estudia y no te jubiles porque tendremos que seguir trabajando más años. Pero alguien a quien le guste aprender no tendrá ese temor.

'Deberíamos tener instituciones educativas que inoculen las ganas y la pasión de aprender. (...) Ahora, el aprendizaje es indispensable para la vida y para la vida profesional todavía más; tendremos que aprender cosas que nunca antes habíamos mirado y algunas que ni siquiera existen'.

¿Cuál rol pueden jugar las universidades...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA