Nadadora Camila Haase pasó del susto de reventar sus lentes a ganar una medalla en los Parapanamericanos

 

Camila Haase quedó aterrada cuando en la sala de espera, a falta de tres minutos para que se iniciará la final de los 100 metros pecho en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019, los lentes con que iba a enfrentar la prueba se le reventaron.Volvió a mirar a su entrenador Rodrigo Rivas y el susto en su rostro era total. Rodrigo mantuvo la calma y en fracciones de segundo pensó en una solución práctica: corrió al área donde las nadadores que terminan la competencia están aflojando en una alberca aparte y buscó entre sus colegas unos que adaptaran a su pupila.Los segundos se le hicieron eternos a Camila, quien estaba decidida a subirse a la pileta sin lentes y lanzarse a la piscina a competir, a pesar de la desventaja. Antes de iniciar la ceremonia de presentación, en medio del estrés y la preocupación, Rivas apareció con los lentes. Lo demás es historia: Camila se dejó la medalla de plata en la categoría S-9.La nadadora alajuelense logró el segundo lugar en las justas continentales con un tiempo de 1 minuto 34 segundos y 99 centésimas (1:34.99). Mientras tanto la presea dorada fue para la estadounidense Madelyn White con 1:31.24 y el bronce para Hannah Aspen, también de los Estados Unidos, con 1:36.56."Estaba demasiado nerviosa. Todos los nervios y las emociones se me vinieron encima al reventarse los lentes. No sabía qué hacer, ya me iba a lanzar a la piscina así (sin lentes), pero en eso apareció mi entrenador. Precisamente creo que toda esa adrenalina me ayudó al final para darlo todo y ganar la medalla", confesó...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba