Plan Fiscal y Sector Construcción Retos urgentes

Autor:Raymundo Volio Leiva
Cargo:Máster en Derecho Tributario de la firma Raymundo Volio Abogados y Consultores Tributarios
Páginas:20-21
Tel.: (506) 2256-3920 - Correo: info@actualidadtributaria.com
ACTUALIDAD TRIBUTARIA S.A.
Plan Fiscal y Sector Construcción
Retos urgentes
Por: Raymundo Volio Leiva
Máster en Derecho Tributario de la firma Raymundo Volio Abogados y Consultores Tributarios
Uno de los sectores económicos con retos importantes y, sobre todo urgentes, frente a la entrada en vigor
en julio próximo, de las nuevas reformas fiscales, es sin duda el sector construcción costarricense, uno de
los más dinámicos y vitales para nuestra economía.
Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), durante el primer semestre del 2018 se
construyeron un total de 1.337.336 metros cuadrados en todo el país, lo que significó un monto total
cercano a los 360 mil millones de colones. Creo que está de más señalar que estos números reflejan la
importancia del sector en cuestión y su impacto en la macroeconomía del país, en la generación de empleo
y la atracción de mayor inversión.
De cara a la reforma fiscal, el sector construcción enfrenta retos urgentes que atender, ya que buena
parte de los servicios utilizados en la cadena del proceso productivo se encontraban fuera del esquema
impositivo. Servicios como los arquitectos, los abogados, notarios, asesores y cualquier otro profesional
que anteriormente no debía gravar sus servicios, a partir de julio tendrán que hacerlo, lo que implica que
el sector deberá incorporarlos en sus registros.
Consideremos, además, que el esquema de la aplicación del IVA será diferente para empresas privadas,
empresas públicas y empresas privadas ubicadas en zonas francas. Este será un reto adicional a la hora
de realizar la declaración de renta para el periodo 2019, muy diferente a otros periodos tributarios.
Finalmente, el sector construcción deberá poner extrema atención en la incorporación en renta del
impuesto sobre las ganancias de capital y patrimoniales, elementos que anteriormente no estaban
contemplados en las declaraciones.
Dado este panorama cabe que cada empresa se cuestione si está preparada o correctamente asesorada
para este periodo de transición, con el fin de evitar impactos negativos y no deseados en sus operaciones.
El dominar el contenido de la reforma y sus implicaciones, así como el aprendizaje de cómo implementarla
y ajustarla a las necesidades de un sector que tiene sus particularidades, será la clave del éxito para cada
parte involucrada.
Las empresas deben buscar un aliado especialista en el tema, que le facilite el proceso y las acompañen
más que nunca en la aplicación de las nuevas normas. Recordemos que las consecuencias de no declarar

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba