Sentencia Nº 2021009091 de Sala Constitucional, 05-05-2021

EmisorSala Constitucional (Corte Suprema de Costa Rica)
Número de sentencia2021009091
Número de expediente21-002345-0007-CO

*210023450007CO*

Exp: 21-002345-0007-CO

Res. Nº 2021009091

SALA CONSTITUCIONAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. San José, a las nueve horas cincuenta minutos del cinco de mayo de dos mil veintiuno .

Gestión posterior planteada por [Nombre 001] , en relación con la sentencia n.° 2021-006893 de las 9:15 horas del 9 de abril de 2021.

Resultando:

1.- Por escrito recibido en la Secretaría de la Sala a las 10:20 horas del 4 de mayo de 2021, el accionante indica interponer recurso de amparo a los efectos de que se separe a la jueza Hernández Quirós -del Juzgado de Violencia Doméstica del II Circuito Judicial de San José- quien se encarga de tramitar los expedientes [Valor 001], [Valor 002] y [Valor 003], además solicita un cambio de sede para la audiencia señalada para las 8:30 horas del 6 de mayo de 2021. Refiere que, durante la audiencia del 27 de abril de 2021, la aludida juzgadora no le permitió hablar ni aportar las pruebas que tenía preparadas. Alude que lo anterior consta en el recurso de apelación que planteó el 30 de abril de 2021, así como en las comunicaciones que le dirigió a la jueza el 27 y 28 de abril de 2021. Sostiene como inconcebible que, en una audiencia, donde el ofendido es una persona adulta mayor de 77 años y con siete enfermedades graves, no se le haya permitido intervenir. Explica que la oficina de la jueza mide seis metros por seis metros, por lo que es un espacio pequeño para siete personas y no se da un distanciamiento apropiado. Relata que la OMS declaró como colapsado el sistema de salud de Costa Rica. Estima que tal situación es la segunda noticia más grave en relación con la pandemia de la covid-19, solo detrás de la catástrofe en la India. Aduce que por tal motivo es peligroso que se apersone en tal lugar, pues padece siete enfermedades graves e incluso el director general del Hospital Calderón Guardia es quien se encarga personalmente de gestionar sus citas en el Servicio de Gastroenterología. Sostiene ser uno de los pacientes más vulnerables del país. Manifiesta sentirse débil y presentar temperatura. Pide comprensión por su vida y por la de diecisiete mil familias en pobreza extrema que dependen de sus esfuerzos. Solicita el cambio de jueza y el lugar de la audiencia.

2.- En los procedimientos seguidos se han observado las prescripciones legales.

Redacta el Magistrado Rueda Leal ; y,

Considerando:

I.- En la sentencia n.° 2021-006893 de las 9:15 horas del 9 de abril de 2021, se resolvió:

II.- OBJETO DEL RECURSO. El recurrente manifiesta que reside en Coronado y que el alquila un apartamento a la señora [Nombre 002] . Reclama que ha sufrido constantes maltratos, humillaciones y amenazas de su arrendadora, quien incluso le quitó los servicios básicos de agua y luz. Acusa, además, que la parte accionada le cambió el llavín a la puerta, por lo que se le impide el ingreso a la propiedad. (…)

V.- SOBRE EL CASO EN CONCRETO. En el sub lite, el recurrente manifiesta que reside en Coronado y que el alquila un apartamento a la señora [Nombre 002] . Reclama que ha sufrido constantes maltratos, humillaciones y amenazas de su arrendadora, quien incluso le quitó los servicios básicos de agua y luz. Acusa, además, que la parte accionada le cambió el llavín a la puerta, por lo que se le impide el ingreso a la propiedad.
Del estudio de los autos se tiene por demostrado, que el recurrente reside en Coronado, en un apartamento que le alquila a la accionada [Nombre 002]. El 19 de agosto de 2020, la accionada suspendió el servicio de agua y de luz en todos los apartamentos que alquila, debido a una reparación que se efectuó en un tubo de cañería. Asimismo, tal situación le fue informada al recurrente a través de la aplicación “whatsapp”. En fecha indeterminada, la accionada interrumpió los servicios de agua y luz en todos los apartamentos que alquila, debido a un trabajo para cambiar una tubería. Mediante la sentencia n.° 4508-2020 de las 7:30 horas de 11 de diciembre de 2020, el Juzgado de Violencia Doméstica del II Circuito Judicial de San José conoció un reclamo del tutelado por la presunta suspensión de los servicios de agua y luz en su apartamento, y al respecto indicó: “(…) De importancia para la resolución de la presente se tiene el siguiente: 1) El señor [Nombre 001] alquila un apartamento el cual es propiedad de la señora [Nombre 002] (hecho no controvertido). 2) El veintiséis de agosto del dos mil veinte la señora [Nombre 002] se presentó en el apartamento que le arrienda el señor [Nombre 001] a fin de cobrar el pago del alquiler (hecho no controvertido, aceptación expresa de la señora [Nombre 003], testimonio de [Nombre 004] respecto a la presencia de la señora [Nombre 003] en el apartamento del señor [Nombre 001] . 3) El señor [Nombre 001] sufrió una afectación en el servicio de agua potable de su apartamento durante un día (testimonial de [Nombre 005] y [Nombre 006] en acta de comparecencia visible en imágenes 338 a 343 del expediente digital). II. HECHOS NO DEMOSTRADOS. Por ausencia de prueba no logra acreditarse: 1) La señora [Nombre 007] agreda psicológicamente al señor [Nombre 008]. 2) La señora [Nombre 009] amenazado de muerte al señor [Nombre 001]. 3) La señora [Nombre 007] le haya quitado el servicio de agua y luz al departamento que le alquila el señor [Nombre 001] . 4) La señora [Nombre 009] amenazado con un arma al señor [Nombre 001].”.
Sobre el particular, en los términos en que fue planteado el recurso y de los elementos aportados a los autos, no se aprecian situaciones que, a priori, ameriten la intervención de esta jurisdicción constitucional.
Al respecto, si bien el tutelado acusa que la parte recurrida le quita los servicios de agua y luz por horas, no menos cierto es que tal reclamo fue planteado de forma genérica y abstracta, toda vez que no brinda detalles de los días y los periodos de tiempo en que presuntamente se dan las acciones denunciadas; además, tampoco aportó elementos de prueba que permitan verificar lo acusado. Por el contrario, la parte recurrida informó que únicamente en dos ocasiones ha tenido que quitar el agua y la luz, pero que lo anterior se efectuó de manera general en todos los apartamentos, y fue para la reparación de tuberías. Asimismo, consta que el accionante ha planteado estos mismos reclamos ante el Juzgado de Violencia Doméstica del II Circuito Judicial de San José, en donde tampoco se acreditó que la accionada hubiese incurrido en una conducta tendiente a suspender intencionalmente los servicios básicos del recurrente.
Ahora, el accionante también reclama que casi todos los días procuran dañarle el llavín de la puerta de su apartamento para que no pueda ingresar; sin embargo, tampoco da detalles de los días en concreto en que presuntamente se dieron estas acciones y tampoco se verifican elementos de prueba que acrediten que la parte accionada haya incurrido de forma personal o través de un tercero en las acciones acusadas. Por el contrario, la recurrida informa que, debido a medidas de protección que el accionante ha solicitado ante el Juzgado de Violencia Doméstica, no puede acercarse al apartamento
Por otra parte, el recurrente acusa recibir agresiones y amenazas por parte de la recurrida y otras personas, y además señala requerir protección policial; no obstante, tales denuncias y gestiones deberá plantearlas, si a bien lo tiene, ante las instancias ordinarias competentes, pues en principio, no corresponde a este Tribunal conocer ni resolver sobre estos extremos.
De tal forma, prima facie se descartan lesiones a los derechos fundamentales del recurrente susceptibles de ser declaradas en esta vía, por lo que corresponde declarar sin lugar el recurso. (…)
Por tanto:

Se declara sin lugar el recurso. Notifíquese”.

II.- Sobre la gestión planteada. En la especie, la Sala observa que el recurso de marras fue interpuesto contra un sujeto de derecho privado [Nombre 022] y en el asunto principal el recurrente manifestó que le alquilaba un apartamento a la recurrida, pero había recibido constantes maltratos, humillaciones y amenazas; además, que la accionada le quitó los servicios básicos de luz y agua. Asimismo, reprochó que la recurrida le impedía el acceso a la propiedad, pues había cambiado el llavín de la puerta.

Ahora, en esta gestión posterior, el accionante narra hechos nuevos, distintos a los conocidos en el asunto principal de este recurso, al señalar, que interpone un recurso de amparo a los efectos de que se separe a la jueza Hernández Quirós -del Juzgado de Violencia Doméstica del II Circuito Judicial de San José- quien se encarga de tramitar los expedientes [Valor 001], [Valor 002] y [Valor 003], además solicita un cambio de sede para la audiencia señalada para las 8:30 horas del 6 de mayo de 2021. Refiere que, durante la audiencia del 27 de abril de 2021, la aludida juzgadora no le permitió hablar ni aportar las pruebas que tenía preparadas. Alude que lo anterior consta en el recurso de apelación que planteó el 30 de abril de 2021, así como en las comunicaciones que le dirigió a la jueza el 27 y 28 de abril de 2021. Sostiene como inconcebible que, en una audiencia, donde el ofendido es una persona adulta mayor de 77 años y con siete enfermedades graves, no se le haya permitido intervenir. Explica que la oficina de la jueza mide seis metros por seis metros, por lo que es un espacio pequeño para siete personas y no se da un distanciamiento apropiado. Relata que la OMS declaró como colapsado el sistema de salud de Costa Rica. Estima que tal situación es la segunda noticia más grave en relación con la pandemia de la covid-19, solo detrás de la catástrofe en la India. Aduce que por tal motivo es peligroso que se apersone en tal lugar, pues padece siete enfermedades graves e incluso el director general del Hospital Calderón Guardia es quien se encarga personalmente de gestionar sus citas en el Servicio de Gastroenterología. Sostiene ser uno de los pacientes más vulnerables del país. Manifiesta sentirse débil y presentar temperatura. Pide comprensión por su vida y por la de diecisiete mil familias en pobreza extrema que dependen de sus esfuerzos. Solicita el cambio de jueza y el lugar de la audiencia.

En consecuencia, visto que los hechos narrados por el recurrente son nuevos y distintos a los discutidos en el proceso de marras, lo procedente es desglosar el escrito recibido en la Secretaría de la Sala a las 10:20 horas del 4 de mayo de 2021, a fin de que sea tramitado como un asunto nuevo.

III.- Documentación aportada al expediente. Se previene a las partes que de haber aportado algún documento en papel, así como objetos o pruebas contenidas en algún dispositivo adicional de carácter electrónico, informático, magnético, óptico, telemático o producido por nuevas tecnologías, éstos deberán ser retirados del despacho en un plazo máximo de 30 días hábiles contados a partir de la notificación de esta sentencia. De lo contrario, será destruido todo aquel material que no sea retirado dentro de este plazo, según lo dispuesto en el "Reglamento sobre Expediente Electrónico ante el Poder Judicial", aprobado por la Corte Plena en sesión N° 27-11 del 22 de agosto del 2011, artículo XXVI y publicado en el Boletín Judicial número 19 del 26 de enero del 2012, así como en el acuerdo aprobado por el Consejo Superior del Poder Judicial, en la sesión N° 43-12 celebrada el 3 de mayo del 2012, artículo LXXXI.

Por tanto:

Desglósese el escrito recibido en la Secretaría de la Sala a las 10:20 horas del 4 de mayo de 2021, a fin de que sea tramitado como un asunto nuevo.

Fernando Castillo V.
Presidente
Fernando Cruz C.
Paul Rueda L.
Nancy Hernández L.
Luis Fdo. Salazar A.
Jorge Araya G.
Anamari Garro V.

Documento Firmado Digitalmente

-- Código verificador --

*EXRDH9SAY1O61*

EXRDH9SAY1O61

EXPEDIENTE N° 21-002345-0007-CO

Teléfonos: 2549-1500 / 800-SALA-4TA (800-7252-482). Fax: 2295-3712 / 2549-1633. Dirección electrónica: www.poder-judicial.go.cr/salaconstitucional. Dirección: (Sabana Sur, Calle Morenos, 100 mts.Sur de la iglesia del Perpetuo Socorro). Recepción de asuntos de grupos vulnerables: Edificio Corte Suprema de Justicia, San José, Distrito Catedral, Barrio González Lahmann, calles 19 y 21, avenidas 8 y 6