Sentencia Nº 2022-00248 de Sala Tercera de la Corte, 04-03-2022

EmisorSala Tercera de la Corte (Corte Suprema de Costa Rica)
Fecha04 Marzo 2022
Número de sentencia2022-00248
Número de expediente21-000364-0006-PE
*210003640006PE*
Exp: 21-000364-0006-PE
Res: 2022-00248
SALA DE CASACIÓN PENAL. S.J., a las diez horas cuarenta minutos del cuatro de marzo de dos mil veintidós.
Visto el procedimiento de revisión interpuesto en la presente causa seguida contra Luis Ángel Zúñiga Cordero, por el delito de abuso sexual en contra de persona menor de edad y corrupción, cometido en perjuicio de [Nombre 001] ., y;
Considerando:
I. El sentenciado L.Á.Z.C., solicita mediante escrito de folios 277 a 280, la revisión de la sentencia número 143-16, de las 9:50 horas, del 30 de junio de 2016, dictada por el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal del Segundo Circuito Judicial de S.J., que declaró sin lugar el recurso de apelación interpuesto.
II. Único motivo: Inobservancia de un precepto procesal, cita como fundamento de su reclamo los artículos 437 a 439, 444, 446, 447, 412 a 414, 409, 410, 415 del Código Procesal Penal, 20, 21, 24, 27, 33, 36 a 37, 39 a 42, 48 y 50 de la Constitución Política 8.2 h) y 24 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos; 3, 8 a 11 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, 14 inciso 5) del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Reclama la falta de fundamentación del Tribunal de Apelación, sobre los reclamos planteados en cuanto a la valoración probatoria. Explica, la competencia del Tribunal de Apelación se limita a ejercer el control de los distintos estadios de la fundamentación de la sentencia, y si detecta defectos que afectan garantías procesales, debe declarar la ineficacia de la resolución de manera motivada, de no ser así se incurre en una omisión de una obligación procesal y la inobservancia de un precepto procesal. Explica, sobre la admisibilidad del “recurso de casación” (sic), y de este tipo de defectos la Sala Tercera se ha pronunciado mediante el voto 614-2013. En su criterio su reclamo es admisible por demostrar la ilegalidad del fallo de apelación que desatendió su obligación de analizar y fundamentar su criterio, en cada uno de los puntos sometidos a su conocimiento. Fustiga, el derecho de ser oído dentro del proceso penal se encuentra reconocido en diversos instrumentos internacionales, artículos 3, 8 a 11 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, artículo XXVI de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, artículo 8.2 h) y 24 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, 39 de la Constitución Política, numeral 12 del Código Procesal Penal, que establecen su derecho a la defensa material en las etapas del procedimiento, el derecho a intervenir en los actos procesales que incorporen elementos de prueba, de formular peticiones y observaciones que se consideren oportunas. Añade, el artículo 318 señala el derecho a rendir su declaración, y todo ello se manifiesta en la obligación procesal del Tribunal impuesta en el artículo 465 del Código Procesal Penal, que establece que el ad quem apreciara la procedencia de los reclamos invocados y sus fundamentos de modo que pueda valorar la forma en que los jueces de juicio apreciaron la prueba y fundamentar su decisión. Reprocha, que los alegatos realizados por la defensa material generan una obligación de análisis que no se agota en el debate, se mantiene en la etapa de revisión ya que los juzgadores deben dar respuesta a los reclamos formulados de forma clara, objetiva y fundamentada, cumpliendo con lo dispuesto en los numerales 142, 465 del Código Procesal Penal. El Tribunal de Apelación debe ejercer el control del razonamiento probatorio realizado por el Tribunal de Juicio, valorando que sea suficiente, adecuado y demerite la posición de la Defensa, porque, aunque la víctima declaró, existía prueba independiente que demostró el hecho, como lo fueron los testigos presenciales y las actuaciones en la detención. Reprocha el revisionista que se transcribió el razonamiento probatorio realizado por el Tribunal de Juicio a efectos de darle el visto bueno, pero existe poco análisis, especialmente de la versión por él brindada y se concluyó que era inverosímil, aspecto que aunque se suponga es cierto, no le daba un valor agregado a la prueba de cargo, ni resuelve el punto medular sobre la acreditación de la violación y los tres “abusos deshonestos” (sic), se analizó que cualquier motivación de incredibilidad subjetiva se debe rechazar. Solicita se declare con lugar el motivo planteado, la nulidad del fallo impugnado, se ordene el reenvío de la causa al Tribunal de Apelación para que se pronuncie con diversa integración. El procedimiento de revisión es inadmisible: En el caso concreto, observa esta Cámara que el procedimiento de revisión está dirigido contra la resolución dictada por el Tribunal de Apelación, al considerar el gestionante que carece de fundamentación. Además, el sentenciado cita como normas que autorizan y fundamentan legalmente la interposición del reclamo los artículos 1, 6, 9, 12, 91, 95, 142, 143, 184, 459 y 468 inciso b) del Código Procesal Penal (cfr. folios 277 y 278 vuelto). En ese sentido se determina que la defensa particular del sentenciado no interpuso en su oportunidad recurso de casación a favor de L.Á.Z.C., siendo que dicha circunstancia de modo alguno autoriza al sentenciado para presentar una gestión de revisión como si se tratara de un recurso de casación, habiendo vencido el plazo de interposición de esa impugnación desde el 6 de julio de 2016. El procedimiento de revisión no constituye un nuevo proceso de conocimiento, se trata de un procedimiento especial previsto a favor del imputado, contra una sentencia penal condenatoria firme, dirigido a evitar la existencia de pronunciamientos judiciales contrarios a derecho. Por consiguiente, solamente mediante las causales contempladas en el artículo 408 del Código Procesal Penal es posible plantear reclamos de forma posterior a la firmeza de la sentencia. En el presente asunto, esta Sala estima que el motivo de revisión formulado por el sentenciado no resulta admisible para su conocimiento de fondo, en virtud de que, si bien es cierto, hace una alusión general de los artículos 409, 410, 415 del Código Procesal Penal, el contenido del mismo no se ajusta a las causales que autorizan su interposición contempladas en el numeral 408 del mismo cuerpo normativo. Los reproches presentados por el sentenciado Luis Ángel Zúñiga Cordero, están dirigidos a cuestionar la fundamentación y valoración probatoria, que son aspectos propios del debido proceso, cuya causal genérica, fue eliminada del catálogo de motivos establecidos de forma taxativa en el artículo 408 del Código Procesal Penal, con la entrada en vigencia de la Ley de Creación del Recurso de Apelación de la Sentencia N° 8837 de 3 de mayo de 2010. El inciso g) del artículo 408 del Código Procesal Penal, señalaba: “Cuando la sentencia no ha sido dictada mediante el debido proceso u oportunidad de defensa”, y desapareció de las hipótesis de procedencia de la revisión, en forma definitiva, con la reforma al artículo 102 de la Ley de Jurisdicción Constitucional, mediante la Ley N° 9003 del 31 de octubre de 2011. De esa manera las únicas hipótesis atinentes al debido proceso, que dan cabida al procedimiento de revisión, son las que conservó el legislador, en la redacción vigente del artículo 408 del Código Procesal Penal, dentro de las cuales no se encuentra, como ya se indicó, el control de la fundamentación fáctica, el valor otorgado a la prueba testimonial ni documental. Cabe señalar, además, que el procedimiento de revisión no constituye una extensión del contradictorio, que permita replantear cuestionamientos a fin de solicitar una nueva valoración de los elementos probatorios evacuados en juicio, o simplemente lograr una reconsideración de lo resuelto. Se trata más bien, de un procedimiento especial que, al dirigirse a cuestionar una sentencia que ha adquirido firmeza material, procede sólo por causales muy limitadas y calificadas. Por las razones expuestas, la gestión de revisión formulada por el sentenciado resulta inadmisible, de conformidad con lo previsto en el párrafo primero del artículo 411 del Código Procesal Penal, en el tanto el peticionario desatiende el deber de sustentar su demanda, en alguna de las causales de procedencia, previstas taxativamente en el ordinal 408 del Código Procesal Penal.
Por Tanto:
Se declara inadmisible el procedimiento de revisión interpuesto por el sentenciado. N..
Patricia Solano C.
Jesús Alberto Ramírez Q.
Álvaro Burgos M.
Sandra Eugenia Zúñiga M.
Rosa Acón Ng.
Magistrada Suplente
tbadillac 1252-3/9-3-21

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR