Sentencia Nº 27-11 de Sala Constitucional, 06-12-2019

EmisorSala Constitucional (Corte Suprema de Costa Rica)
Fecha06 Diciembre 2019
Número de sentencia27-11
*190230030007CO*

EXPEDIENTE N° 19-023003-0007-CO

PROCESO: RECURSO HABEAS CORPUS

RESOLUCIÓN Nº 2019024479


SALA CONSTITUCIONAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. San José, a las nueve horas treinta minutos del seis de diciembre de dos mil diecinueve .

Recurso de hábeas corpus interpuesto por [Nombre 001] , cédula de identidad [Valor 001] , contra el MINISTERIO DE JUSTICIA Y PAZ.


RESULTANDO:
1.- Por escrito recibido vía fax en la Secretaría de la Sala a las 11:28 horas de 02 de diciembre de 2019, la parte recurrente interpone recurso de hábeas corpus contra el MINISTERIO DE JUSTICIA Y PAZ y manifiesta: que el 20 de noviembre de 2018 se le otorgó el beneficio de arresto domiciliario con monitoreo electrónico. Señala que durante el año y un mes que duró el beneficio, cumplió con todas las exigencias y normativa que este implicaba. En un momento determinado, el dispositivo falló por un mes, ya que se descargó. Esto significó que tuviera que reportarse de forma diaria, lo cual realizó. Transcurrido el mes referido, el dispositivo fue sustituido. Este último aparato de los días 7 de noviembre de 2019 al 11 de noviembre de 2019 falló, algo que el tutelado no notó, porque aquel cargaba, sin presentar anomalía y el protocolo de seguimiento que hacen las autoridades del programa de monitoreo ante un evento de este tipo, no se practicó. El día 21 de noviembre de los corrientes, se llevó a cabo audiencia en los Tribunales de Justicia del I Circuito Judicial de San José, en la cual se le reprendió por incumplimiento en cuanto a sus obligaciones relativas al beneficio recibido. Actualmente el beneficio fue retirado y se encuentra privado de libertad en el Centro de Atención Institucional Jorge Arturo Montero Castro. Estima se lesionó su derecho de defensa según los hechos descritos. Solicita que se declare con lugar el recurso.
2.- El artículo 9 de la Ley de la Jurisdicción Constitucional faculta a la Sala a rechazar de plano o por el fondo, en cualquier momento, incluso desde su presentación, cualquier gestión que se presente a su conocimiento que resulte ser manifiestamente improcedente, o cuando considere que existen elementos de juicio suficientes para rechazarla, o que se trata de la simple reiteración o reproducción de una gestión anterior igual o similar rechazada.


Redacta el Magistrado Castillo Víquez; y,


CONSIDERANDO:

I.- OBJETO DEL RECURSO. La parte recurrente procura mediante la presentación de esta acción recursiva, se ordene a la autoridad recurrida, respete su derecho de defensa y de esta manera, pueda conservar su beneficio de arresto domiciliario con monitoreo electrónico.

II.- SOBRE LA COMPETENCIA DE LA SALA EN MATERIA DE HÁBEAS CORPUS. De acuerdo con los artículos 48 de la Constitución Política, 15 y 23 de la Ley de la Jurisdicción Constitucional, es competencia de esta Sala velar por que toda autoridad pública, incluida la jurisdiccional, respete la libertad personal. Esta vigilancia implica hacer valer lo postulado, principalmente, en los numerales 37 y 39 de la Constitución, 7 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 9 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, entre otros instrumentos del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, en el sentido que la intromisión estatal en la libertad personal solo es posible cuando está respaldada por las causas previas definidas en la Constitución y las leyes. Es por lo anterior, que el artículo 24 de la Ley de la Jurisdicción Constitucional detalla acciones específicas de fiscalización que debe aplicar la Sala, tales como el respeto del artículo 37 constitucional -ya mencionado- (inciso b), si existe resolución que ordene, legalmente, la prisión preventiva (inciso c), si se descuenta pena por sentencia firme (inciso c) o si la detención se cumple en condiciones legalmente prohibidas (inciso g), por citar algunos ejemplos. Ahora bien, distinto es el caso en que el (la) recurrente pretende que esta Jurisdicción desacredite, por la vía sumaria del habeas corpus, los hechos que ha tenido por demostrados la autoridad jurisdiccional, al dictar una medida privativa de libertad o pronunciar una sentencia condenatoria, así como la validez de la prueba que los respaldan. Quien tiene contacto inmediato con el imputado, los testigos y los medios probatorios es la autoridad jurisdiccional que conoce del proceso. Esta Jurisdicción valora la solidez de la argumentación jurisdiccional, en otras palabras, que la privación de libertad se haya decretado por medio de una resolución debidamente fundamentada y los yerros evidentes que repercutan sobre la libertad personal, pero, en principio, no le corresponde sustituirlo en la construcción de los hechos demostrados, ni en la apreciación de la validez de los elementos probatorios que se han allegado al proceso, ni debe ordenar medios de prueba adicionales para establecer si los hechos sucedieron de la forma en que se narran en el hábeas corpus. Como en este caso, la pretensión del (la) actor (a) se dirige en ese sentido, lo que corresponde es rechazar el recurso.

III.- SOBRE EL CASO CONCRETO. En el sub-judice, el recurrente tiene como objetivo que esta Cámara Constitucional se pronuncie sobre el proceder de las autoridades del Ministerio de Justicia y Paz, relacionadas al programa de monitoreo electrónico. Lo anterior en atención a los defectos que mostró su dispositivo de localización y que generaron que el tutelado perdiera el beneficio de arresto domiciliario, significando que actualmente esté privado de libertad. Estima el accionante que se vulneraron sus derechos, ya que su dispositivo no mostró anomalía durante los días que se indica faltó a sus obligaciones con relación al beneficio brindado, ni las autoridades respectivas activaron el protocolo correspondiente para este tipo de casos como el expuesto. Ahora, si bien el tutelado indica que se lesionó su derecho de defensa, lo cierto es que al plantear este recurso se refleja una inconformidad con lo dispuesto en su caso, pues a su parecer no se le debía aplicar la medida impuesta, dado que no incumplió con el monitoreo electrónico. Nótese que el tutelado fue citado a una audiencia, en la que se discutieron tales extremos, por lo que no se puede comprobar la lesión a sus derechos fundamentales.

IV.- DOCUMENTACIÓN APORTADA AL EXPEDIENTE. Debe prevenir esta Sala a la parte tutelada que de haber aportado algún documentos en papel, así como objetos o pruebas respaldadas por medio de cualquier dispositivo adicional, o por medio de soporte electrónico, informático, magnético, óptico, telemático o producido por nuevas tecnologías, éstos deberán ser retirados del despacho, en un plazo de 30 días hábiles, después de recibida la notificación de esta sentencia, de lo contrario todo ello será destruido de conformidad con lo establecido en el “Reglamento sobre Expediente Electrónico ante el Poder Judicial”, aprobado por la Corte Plena en sesión No. 27-11 de 22 de agosto de 2011, artículo XXVI y publicado en Boletín Judicial No. 19 de 26 de enero de 2012, así como en el acuerdo aprobado por el Consejo Superior del Poder Judicial, en la sesión No. 43-12 celebrada el 3 de mayo de 2012, artículo LXXXI.

POR TANTO:
Se rechaza de plano el recurso.




Fernando Castillo V.
Presidente
Paul Rueda L.
Luis Fdo. Salazar A.
Jorge Araya G.
Marta Eugenia Esquivel R.
Alicia Salas T.
Lucila Monge P.



Documento Firmado Digitalmente

-- Código verificador --

*AIWQIZHUGCM61*

AIWQIZHUGCM61

EXPEDIENTE N° 19-023003-0007-CO

Teléfonos: 2549-1500 / 800-SALA-4TA (800-7252-482). Fax: 2295-3712 / 2549-1633. Dirección electrónica: www.poder-judicial.go.cr/salaconstitucional. Dirección: (Sabana Sur, Calle Morenos, 100 mts.Sur de la iglesia del Perpetuo Socorro). Recepción de asuntos de grupos vulnerables: Edificio Corte Suprema de Justicia, San José, Distrito Catedral, Barrio González Lahmann, calles 19 y 21, avenidas 8 y 6

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR