Sentencia de Tribunal Disciplinario Notarial, 19-03-2021

Fecha de Resolución19 de Marzo de 2021

"Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuere" Ulpiano

PROCESO DISCIPLINARIO NOTARIAL

EXP. Nº 17-000504-0627-NO

DENUNCIANTE: OLIVIO CASTRO ULATE

NOTARIO DENUNCIADO: LICDO. GIOVANNI JIMÉNEZ CHACÓN

VOTO 038-2021

TRIBUNAL DISCIPLINARIO NOTARIAL.- PRIMER CIRCUITO JUDICIAL DE SAN JOSÉ, a las diez horas treinta y cinco minutos del viernes diecinueve de marzo de dos mil veintiuno.-

Proceso disciplinario notarial establecido ante el Juzgado Notarial por OLIVIO CASTRO ULATE, cédula de identidad número dos- cero doscientos ochenta y nueve- cero trescientos setenta y dos, casado, agricultor, vecino de Turrubares, San José; contra el notario GIOVANNI JIMÉNEZ CHACÓN, cédula de identidad número seis- cero doscientos cincuenta y cinco- cero ochocientos veintitrés, abogado y notario, demás calidades ignoradas en autos. Por disposición del artículo 153 del Código Notarial, se dió parte a la Dirección Nacional de Notariado, que no se apersonó.-

REDACTA EL JUEZ SUPERIOR CHAVES ORTIZ; Y,

C O N S I D E R A N D O:

I.- SÍNTESIS DEL CASO BAJO ESTUDIO: ACCIÓN: Olivio Castro Ulate denunció al notario Giovanni Jiménez Chacón por la falta de inscripción de la escritura número 89, en que José Antonio Valderrama Abarca se constituyó en su deudor por tres millones de colones, imponiéndose garantía de hipoteca en primer grado sobre la finca del Partido de San José 671231-000, para lo cual compareció también Cecilia Abarca Retana, como propietaria del inmueble. Dijo que pese a haber pagado él al notario los dineros para la inscripción, la escritura no se ha registrado debidamente. Agregó que el día de la firma de la escritura, el denunciado no estaba presente y que quien utilizó su protocolo, fue el deudor Valderrama Abarca. Solicitó obligar al notario denunciado a la inscripción del documento y al pago de daños y perjuicios. Prevenido que fué, no formalizó la acción civil resarcitoria, por lo cual se corrió traslado únicamente de la acción disciplinaria. CONTESTACIÓN: El notario Giovanni Jiménez Chacón contestó negativamente la acción. Aseguró que sí estuvo presente en el otorgamiento y explicó que el atraso en la inscripción se debe a una interpretación del registrador a cargo del documento que consignó un defecto que requiere de una escritura adicional para ser corregido. Continuó exponiendo que las partes en la escritura le manifestaron que no era necesaria la adicional, porque el préstamo iba a ser pagado rápidamente, tanto así que el deudor ya había abonado un millón de colones al principal y posteriormente pagó los dos millones restantes, todo, con sus respectivos intereses; lo que hace innecesaria la inscripción de la hipoteca, pese a que el aquí actor sí planteó un proceso de cobro por el crédito que ya le había sido cancelado. Pidió declarar sin lugar la acción y condenar en costas al denunciante. SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA: El Juzgado Notarial, por sentencia número 665-2020, dictada por la doctora Ingrid Palacios Montero a las seis horas cuarenta y siete minutos del veintisiete de octubre de dos mil veinte, declaró con lugar el proceso disciplinario contra el notario Giovanni Jiménez Chacón, imponiéndole seis meses de suspensión en el ejercicio de la función notarial. IMPUGNACIÓN: Por no estar conforme con lo resuelto, el notario Giovanni Jiménez Chacón interpuso recurso de apelación contra la sentencia número 665-2020, que fue admitido por auto de las nueve horas doce minutos del siete de enero de dos mil veintiuno, en virtud de lo cual conoce ahora el Tribunal de la sentencia indicada.-

II.- SOBRE LAS NULIDADES PROCESALES: En su recurso, el notario Giovanni Jiménez Chacón expuso que la juzgadora a quo hizo una valoración incompleta de la prueba aportada por él, la que afirma el recurrente, lo exonera de responsabilidad: "... no puede el notario hacer un adicional de comparecencia sin la misma comparecencia de las partes y eso no me puede generar responsabilidad. Manifiesta el juzgador que no aporto prueba sobre la necesidad de esa comparecencia lo cual es completamente infundado pues en el folio 3 de la presente acción consta el defecto que se marcó y expone el defecto de requerir autorización expresa de la propietaria de autorizar la hipoteca y no como se consignó que la propietaria imponía hipoteca sobre el bien. La prueba existe y consta en el expediente lo que no existe fue valoración de la prueba por parte del Juzgador. (...) reitero que no podía yo como notario obligar a los comparecientes a perdurar los asientos registrales por haber perdido interés y vigencia los mismos para las partes puesto que ya la deuda objeto de la hipoteca había sido cancelada (...) alegando la sentencia recurrida que no existe prueba de que ya se habían cancelado los montos de la hipoteca, lo que es completamente infundado porque reitero la prueba fue ofrecida y consta en autos en la foliatura descrita, constan los recibos de pago de los intereses así como los recibos de pago del capital". (folios 91 y 90, en ese orden, porque el escrito está mal agregado al expediente). EL AGRAVIO DEBE SER ACOGIDO. Este Tribunal ya ha dicho en el pasado y reitera ahora, que la atención y resolución de todos los argumentos de la defensa, deben formar parte de la sentencia, pues el vencido tiene el derecho de conocer plenamente la labor intelectiva del juzgador, lo cual le permite combatir lo resuelto y al Tribunal de alzada, resolver adecuadamente la cuestión. Tal cual ha sido protestado, en la sentencia venida en alzada no se aprecia esa correcta técnica forense, por lo que se ha de acoger el recurso y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba