Si va a vender una propiedad tiene dos caminos para calcular el tributo sobre la ganancia

 
EXTRACTO GRATUITO

Si va a vender una propiedad, que no es la vivienda habitual, después del 1°. de julio tendrá que pagar el nuevo impuesto sobre las ganancias de capital y tendrá dos opciones para calcularlo: un 15% sobre la ganancia o 2,25% sobre el valor de la venta.Este nuevo impuesto está incluido en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, cuyas reformas al impuesto sobre la renta comenzarán a regir el próximo 1°. de julio.Carlos Vargas, director general de Tributación, explicó que para poder aplicar el 15% sobre la ganancia (que es la diferencia entre el valor de adquisición y el valor de transmisión o venta) las personas deben comprobar ante esta autoridad el valor de adquisición.Sin embargo, este es un dato que muchas personas podrían no tener por distintas razones, como que la propiedad pertenecía a sus antepasados, o que la compró hace mucho tiempo y no ha actualizado el valor en el Registro Público.Es por eso que, por la primera venta que se haga después del 1°. de julio, la nueva legislación abrió la posibilidad de optar por cancelar un 2,25% sobre el valor de la venta.De esta forma cada persona debe hacer sus cálculos y escoger lo que más le convenga.Si escoge el 15%, la nueva ley establece que el valor de adquisición se debe actualizar con el índice de precios al consumidor que calcula el Instituto Nacional de Estadística y Censos, y también sumar las inversiones y mejoras del inmueble.Por su parte, del valor de transmisión se pueden deducir el costo de inversiones y mejoras si las hizo quien vende.Vargas explicó que este nuevo mecanismo hace que al que adquiere el bien le interese que quede registrado el valor real de compra, pues si en el futuro vende esa propiedad tendrá que tomar ese valor como el de adquisición.Si se pacta un valor menor, cuando en el futuro venda la propiedad tendrá una mayor ganancia de capital y por lo tanto tendrá que pagar un mayor impuesto.Esta situación, explicó Vargas, hace que también se vea beneficiado el impuesto de traspaso, porque se considera el valor real de la venta, y también el impuesto sobre bienes inmuebles porque si el monto declarado es mayor que el registrado, la municipalidad puede actualizar el valor.El tributo sobre las ganancias de capital se une a otros costos que afrontan quienes venden una propiedad como el impuesto de traspaso, los honorarios de abogado, la comisión del corredor de bienes raíces (si lo utiliza), entre otros.Esta situación estimula a las que personas que planean...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA