Una propuesta tecnico-conceptual para el diseno organizacional en la administracion publica.

Author:Bola
Position:Report
Pages:185(28)
 
FREE EXCERPT

ÍNDICE Resumen Abstract I. Introducción II. Necesidad de una adecuada organización administrativa de las instituciones públicas III. El marco de acción en la administración pública IV. El papel de MIDEPLAN en el diseño organizativo de la administración pública IV. Algunos criterios de funcionalidad organizacional interrelacionados con el principio de organización administrativa División del trabajo Principio de dirección V. Connotación de dependencias administrativas públicas Gerencia Dirección Departamento Sección Niveles staff Representación grafica VI. Conclusiones VIII. Bibliografía I. INTRODUCCIÓN

El presente trabajo surge como parte de la preocupación que ha despertado para el autor, el denotar cómo estudiantes de grado y postgrado, así como profesionales que ostentan tales grados académicos, incluso funcionarios pertenecientes a Unidades de Planificación en las instituciones públicas, desconocen una serie de elementos y terminología relacionados con el ámbito propio de la organización en las instituciones públicas.

Así a lo largo de muchas discusiones en ambientes informales, laborales y a través del ejercicio de la docencia, se vislumbra cuán poco se está haciendo a nivel universitario para formar profesionales en las Ciencias Administrativas (2), específicamente en Administración Pública, que dominen las variables que inciden en nuestras organizaciones, reconociendo particularidades jurídicas, políticas y conceptuales de comprobado apego a la realidad cultural, política, tecnológica y de recursos humanos o financieros del entorno costarricense. Nuestro criterio es que desde el punto de vista administrativo, la estructura organizacional es para el profesional en administración, lo que para el profesional en salud es el cuerpo humano, o sea, aquel elemento en toda su dimensión sobre el cual basará su trabajo en pos de la mejora continua, llámese organigrama, estructura ocupacional, diseño de funciones y procesos, relaciones de autoridad y liderazgo, estrategias de información y comunicación, clima organizacional, entre otros. Es así como reiteramos la evidente necesidad que desde la academia tenemos los que formamos futuros profesionales públicos, por desarrollar en ellos la capacidad de analizar una institución pública, partiendo del elemento formal más visible: el organigrama, para que posteriormente puedan ir abordando técnicamente toda la otra serie de elementos que la rodean y (o) afectan bajo un contexto propiamente costarricense, a fin de potenciarla conforme los recursos disponibles.

  1. NECESIDAD DE UNA ADECUADA ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA DE LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS

    ¿Cuál es la importancia de que las instituciones públicas basen su diseño organizacional en adecuados planteamientos técnicos? Para responder adecuadamente citaremos lo indicado por las Naciones Unidas e incluido en la obra de Wilburg Jiménez Castro que a la fecha no pierde vigencia:

    "La falta de capacidad administrativa, de dirección y gestión a través de la cual se modifiquen estructuras institucionales, sistemas, procesos y procedimientos, actitudes y comportamiento humano es una de las grandes limitaciones que existen para alcanzar el desarrollo económico y, por eso, como parte de la estrategia de ese crecimiento, debe tomarse en cuenta la necesidad de contar con una Administración Pública que lo permita y que ojala lo promueva." (Jiménez, 1975: 79)

    El Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (MIDEPLAN) conforme con sus facultades legales desarrolló desde 1976 análisis administrativos que arrojaron luz sobre la situación en la que se encontraban las instituciones públicas, en razón de la funcionalidad de sus estructuras para el cumplimiento de objetivos y funciones establecidas en pro del desarrollo nacional. El des-alineamiento entonces mostrado por tales instituciones para el cumplimiento de sus responsabilidades es perceptible en la actualidad, tanto así que nos permitimos citar algunos de los hallazgos que realizara la entonces OFIPLAN y que fueran plasmados en los trabajos de producción bibliográfica de la entonces División de Planes y Política Administrativa, los cuales hemos podido acceder a través de esta investigación:

    "Cuando hablamos de las organizaciones de cada institución nos referimos a los distintos arreglos orgánicos y funcionales que las instituciones acostumbran representar por medio de organigramas. En este sentido hemos de hacer una advertencia: la mayoría de los organigramas que utilizamos para el análisis de este estudio, tienen deficiencias en cuanto a su confección, ya que no han sido elaborados de acuerdo a los principios fundamentales que se utilizan en la diagramación de éstos. Se limitan a representar una estructura con alguna lógica, al margen de los principios establecidos para hacerlos, que tienen como propósito la representación gráfica de los niveles de las estructura y sus relaciones." (OFIPLAN, 1978:3)

    En otro de ellos se indica muy acertadamente:

    "Así vemos como año con año los organigramas de los ministerios del Poder Ejecutivo se amplían con la aparición de nuevas unidades administrativas en determinados niveles jerárquicos, o la transformación de otras. En algunos casos su cambio es sólo de nombre, en otros cambian las funciones y su ubicación en la estructura administrativa. Aparecen nuevos departamentos y unidades para proporcionar flexibilidad al pesado aparato administrativo en este nivel de gobierno; y sin embargo, la intención de realizar esas modificaciones en las estructuras gubernamentales, ha sido en principio crear nuevas unidades administrativas que respondan en forma más eficaz a las demandas crecientes que enfrenta el gobierno y no lo que refleja realmente: una mera ampliación orgánica." (OFIPLAN, 1978:10)

    Resulta difícil de creer que en la actualidad estos vacíos continúen haciendo mella en el adecuado desempeño de las organizaciones pertenecientes al Aparato Estatal, conforme la responsabilidad social que de éste demandan los usuarios y beneficiarios de sus bienes y servicios. Consideramos que esta situación se debe en gran parte a la carencia de una posición más vigorosa del propio MIDEPLAN, por dictar regulaciones capaces de constituirse en un marco teórico-conceptual y legal, digno de abonar esfuerzos en la consecución de un desarrollo nacional continuo, a través de una mejor organización de dicho Aparato. Como se demostrará más adelante, las facultades para el desarrollo de este marco le han sido dadas a MIDEPLAN vía Ley de Planificación Nacional No. 5525. Razonamiento que ha sido clarificado mediante la jurisprudencia de la Sala Constitucional, la Procuraduría General de la República y los criterios de la Contraloría General de la República, lo que demostraremos fácticamente en líneas posteriores.

  2. EL MARCO DE ACCIÓN EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

    El Gobierno es la articulación del Estado y sus habitantes para el logro de aquellos objetivos que faciliten el desarrollo socioeconómico de todos ellos, el primero encuentra su materialización a través de la Administración Publica y la forma en que las instituciones pertenecientes a ésta se organizan y estructuran, sea en la Administración Central (Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Tribunal Supremo de Elecciones) o en la Administración Descentralizada (Instituciones Autónomas creadas al amparo del artículo 188 de la Constitución Política, Municipalidades, etc.). El presente trabajo no busca analizar la diferenciación político-jurídica de cada una de ellas, sino que únicamente se tomará como referencia la coincidencia en los aspectos de organización administrativa que sus estructuras debieran compartir.

    Toda institución perteneciente a la Administración Pública debe su nacimiento al planteamiento de un proyecto de ley plasmado en un expediente legislativo que más adelante derivará en su discusión en el seno de la Asamblea Legislativa. Hasta este punto recordemos que la organización no tiene forma, lo que significa que su estructura orgánica no se ha establecido formalmente, misma que podrá materializarse posteriormente según el Reglamento Autónomo (3) que se dicte al efecto. Aquí inicia la responsabilidad de los profesionales con que cuenta la institución de esquematizar planteamientos organizacionales claros, coherentes, sistémicos y apegados a la realidad jurídico-administrativa y social a la que ésta se enfrenta. No obstante es común toparse con el planteamiento de funcionarios públicos que no siempre son capaces de reconocer las particularidades institucionales y bajo la vigilancia normalmente fallida de éstos en cuanto al desarrollo y accionar de dicha nueva estructura, generándose desviaciones y alejamientos operativos, o sea cuando las instituciones incurren en disfuncionalidades con respecto a sus objetivos legales.

    En la actualidad existe copiosa bibliografía sobre las características de la Administración Pública y con el fin de orientar al lector de mejor manera sobre lo que versa el presente trabajo, nos permitimos citar lo que el respetado académico costarricense Johnny Meoño Segura señala en cuanto al significado del campo denominado Administración Pública:

    "... entendemos por Administración Pública: toda la rama Ejecutiva del Estado, incluidos entes ministeriales y descentralizados (autónomos, semiautó-nomos, empresas públicas), así como en un plano especial: las Municipalidades. Constituye la Administración Pública el principal mecanismo de conversión del Sistema Político y por ende, de todo el Sistema Social." (Meoño, 1986:34)

    Y para mejor orientación, continúa Meoño:

    "Es nuestro interés, definir a la Administración Pública como un subsistema del Sistema Político, por cuanto resulta obvio que toda acción estatal o pública de cualquier naturaleza se fundamenta en su capacidad coercitiva y reguladora, lo cual la hace altamente política, en el sentido del poder de negociación y decisión alrededor de todo tipo o clase de conflicto entre personas, comunidades u...

To continue reading

REQUEST YOUR TRIAL